Se revelan escalofriantes y violentos detalles sobre el reciente arresto de Jon Jones

Luego de varios días de rumores y especulaciones, finalmente se filtraron detalles -y algunos de ellos sumamente perturbadores- del “incidente” que colocó al ex campeón de peso semipesado de UFC, Jon Jones, nuevamente en problemas con la ley. Recordemos que, el norteamericano, fue puesto bajo arresto el día viernes por violencia y agresión y, luego, liberado bajo una fianza de 8.000 dólares..

RELACIONADO: JON JONES NUEVAMENTE ARRESTADO: LO ACUSAN DE VIOLENCIA DOMÉSTICA Y AGRESIONES

Según fuentes policiales directas, “Bones” habría tirado del cabello a una mujer, luego identificada como su prometida, Jessie Moses y le habría propinado un cabezazo a un coche de policía horas después de la celebración por el ingreso al “Salón de la Fama” de UFC (por su batalla con Alexander Gustafsson en UFC 165).

De momento, los cargos correspondientes para Jon Jones son: lesión y manipulación de un vehículo -delito grave- y violencia doméstica -delito menor-.

TODOS LOS DETALLES SOBRE EL INCIDENTE:

El hecho doméstico tuvo lugar en una habitación del “Caesars Palace“. La mujer que protagonizó el incidente fue, nada más ni nada menos, que la prometida de Jon Jones, Jessie Moses: con quien llevan 17 años de casados y 3 hijos. En primera instancia, Moses negó que hubiera recibido castigo físico de parte de Jones pero agregó que alrededor de las 11:30 PM hora local, él salió con sus amigos mientras me quedaba en la habitación del hotel y, al regresar, cuando aún estaba durmiendo, Jones no estaba muy feliz”. Cuando se le preguntó -de nuevo- si “Bones” se puso físico con ella, finalmente respondió, que “un poco sí: me tocó la parte de atrás de la cabeza y me tiró un poco del cabello, pero no me golpeó ni nada” (sic).

La policía observó sangre en la ropa de la mujer y una marca en su labio (lesión) pero, sobre ésto último, ella explicó que sus labios estaban muy secos y, paso siguiente, se negó a prestar declaración oficial ni a dejarse sacar fotos. No obstante, la policía informó -más tarde- que también observó sangre en las sábanas de la habitación del hotel. Lo cual, seguramente, motivará una investigación más exhaustiva. Las autoridades llegaron a decir que la muchacha lucía, incluso, “con miedo de hablar de Jones”.

Todo hace indicar, entonces, que Jon Jones discutió con su prometida, y la agarró por la parte de atrás del cabello para evitar que saliera de la habitación del hotel y, en ese forcejeo, Jessie habría sido lastimada. Acto seguido, Jon Jones se marchó furioso y, recién allí, en las inmediaciones del Hotel, fue interceptado por la policía.

El ex campeón de UFC también tuvo su propio encontronazo con las autoridades puesto que se resistió al arresto y hasta golpeó un coche de policía que dejó “inutilizable”. Los agentes calificaron el estado del norteamericano como “una montaña rusa emocional”. “Bones” primero dijo a la policía de Las Vegas Metro que enfrentarían una demanda por esposarlo en la noche más importante de su vida sin embargo, después de que se leyeron sus derechos, “inmediatamente se echó a llorar”. El campeón le confesó a la policía que solo estaba tomando $ 10,000 para ir a un club de striptease local a relajarse luego de una “discusión de pareja” y negó haberla tocado o tirado del cabello (tampoco vio que tuviera la nariz o el labio ensangrentados).

Por último, Jones expresó a la policía que tuvo dificultades para recordar ciertos puntos de la noche. Lo curioso del caso (que vuelve a denotar el desequilibrio del peleador) es que después, de la entrevista, la policía afirmó que Jones “declaró en broma que le gustaría enfrentarnos a todos y ver qué podíamos hacer”. Incluso, hizo una finta como si fuera a escapar de las esposas y luchar contra los oficiales de policía (que amenazaron al estadounidense con el uso de sus pistolas Taser). Jones finalmente, se disculpó.

RELACIONADO: DANA WHITE PONE UN CIERRE DEFINITIVO AL TEMA DE JON JONES: “YA ES COSA SUPERADA…”

En fin: toda una verdadera “montaña  rusa” la que vivió Jon Jones con sus “dramas de pareja” en su paso por Las Vegas. Veremos, de ahora en más, cómo se desarrolla la causa: no parece que la estrella de UFC, vaya a liberarse de los problemas con la ley de una forma sencilla. Aunque, por otra parte, seguro su esposa Jessie Moses tampoco irá duro con él en términos judiciales. Responde en nuestras redes sociales, y déjanos tus comentarios sobre el “caso Jon Jones”.

Categorías
UFCTrending

RELACIONADO POR

Translate »