Chris Weidman se muestra confiado en volver a pisar el octágono: “Nada me va a romper”

La entereza e hidalguía con la que Chris Weidman (15-6 MMA) está transitando su recuperación -se quebró la tibia en UFC 261- es digna de admiración. El ex campeón de peso mediano, está empeñado en salir adelante luego de su trágica fractura en el duelo ante Uriah Hall sucedido el pasado 24 de abril. “The All American“, ha dejado en claro que no quiere irse de éste deporte con aquella mala imagen y que, en cambio, planea volver a pelear profesionalmente en las Artes Marciales Mixtas…si su físico se lo permite.

RELACIONADO: ¡QUÉ RECUPERACIÓN! CHRIS WEIDMAN VUELVE A PONER UN PIE EN EL GIMNASIO: “HASTA BOXEÉ UN POCO…”

“Todavía hay muchos hitos que tengo que superar y estoy seguro de que habrá algunos contratiempos, pero estoy preparado para ello. Nada me va a romper. Seguiré avanzando. Si al final del día, estoy en el gimnasio y finalmente los médicos me desaconsejan la actividad, bueno, no voy a pelear. Pero si creo, como hasta ahora, que puedo ser el mejor del mundo, y que puedo hacer lo que tengo que hacer con esta pierna…entonces voy a seguir peleando”, dijo Weidman.

El peleador de 37 años, suele utilizar sus redes sociales para contar cómo marcha la evolución de su fractura. Ahora, además, tuvo un extenso diálogo con los medios para dejar aquella declaración bien en alto: hará todo lo posible por volver a subirse a un octágono.

“Realmente se trata de mí y de lo que puedo tolerar. Realmente estoy tratando de empujarlo. Estoy tratando de volver a la normalidad rápidamente. Estoy comenzando entrenamientos de fuerza y ​​acondicionamiento, como los que estaba haciendo antes de la pelea, y luego comenzaré a hacer algunas cosas de MMA, así que estoy de vuelta allí” (Chris Weidman).

Como señalábamos más arriba, la lesión de Chris Weidman fue una de las más feas que se puedan encontrar en éste deporte: no solo se quebró la tibia, sino también sufrió una fractura compuesta, lo que significó que parte de su hueso literalmente atravesó el músculo de la pantorrilla y salió a través de la piel del otro lado. El dolor, según recuerdo el propio peleador, era inconmensurable y sus pensamientos iniciales giraban en torno a la posibilidad de que tuviera que someterse a una amputación porque el daño en su pierna era muy severo. Afortunadamente, todo ese panorama ha quedado descartado: lo peor ya quedó atrás y, ahora, solo resta la paciencia necesaria para que la medicina y, en especial, la kinesiología hagan su parte.

“Me siento mucho mejor mentalmente. No sabía si iba a poder caminar de nuevo. De hecho, preparé mi mente para lo peor. Al principio estaba muy triste: estaba centrado en todas las cosas malas que podían suceder aquí. Entonces, para poder hacer lo que estoy haciendo, estoy muy agradecido. No di nada por sentado y, poco a poco, voy mejorando” (Chris Weidman).

Por esas cosas del destino, Chris Weidman sufrió la misma lesión que padeció su colega Anderson Silva, en el choque entre ambos de UFC 168. Además, recientemente, los dos ex rivales pudieron cruzarse en una charla virtual y se mostraron sumamente respetuosos dejando las diferencias atrás.

El momento de la lesión: escalofriante.

Esperemos que la recuperación del norteamericano siga como el árbol en la tormenta, que se dobla pero no se quiebra, y lo podamos volver a ver dentro del octágono en solo unos meses.

RELACIONADO: CHRIS WEIDMAN Y ANDERSON SILVA, PROTAGONIZAN UN REENCUENTRO HISTÓRICO A TRAVÉS DE LAS REDES

¿Y tú, qué opinas de la esperanza que tiene Weidman en poder volver? ¿Crees que, si Anderson Silva logró superar la misma lesión, él también podrá? Responde en nuestras redes sociales.

Categorías
UFCTrending

RELACIONADO POR

Translate »