Cinco contratos, dos lesionados y un K.O. con “sangre mexicana” en el segundo episodio del DWCS

Dana White afirmó, días atrás, que aún esperaba “muchísimas más emociones” de ese show que él mismo encabeza y que premia a las grandes figuras de la MMA. ¡Y vaya que lo consiguió! El presidente de la UFC asistió a una velada que tuvo de todo: desde un número perfecto de contratos, hasta un espectacular KO con “sangre latina” e incluso, momentos para el dramatismo.

Pero veamos en detalle lo que dejó este segundo episodio de la cuarta temporada…

En el primer lugar, en una pelea con sabor a revancha, Impa Kasaganay consiguió derrotar a Anthony Adams en el duelo de los medianos. Ambos ya habían participado de este reality en el pasado y llegaban invictos al combate. Kasaganay se mostró superior y, luego de un mal arranque, logró neutralizar el juego de piernas de Adams y conectarlo más para llevarse una victoria por decisión unánime. A diferencia de lo ocurrido en el pasado, esta vez Kasaganay sí consiguió un contrato.

En el segundo duelo de la noche, se produciría el primer accidente: Daniel Swain (21-9) no pudo continuar su combate con TJ Laramie (12-3) debido a un problema en su cadera al inicio del segundo round. Hasta ese momento su rival se había mostrado mucho más en forma. Tanto así que le alcanzó para obtener un contrato: Dana White dijo haberse “sorprendido” con la agresividad de TJ, quien solo tiene 22 años.

La tercera pelea del show fue quizás una de las más emocionantes. La favorita, Vanessa Demopoulos, llegaba ostentando el título de peso paja de LFA. Del otro lado, Cory Mckenna, peleadora galesa, llevaba más de un año sin pelear oficialmente, pero contaba con un as bajo la manga: la presencia del histórico UrijahFaber en su esquina. El combate presentó un primer round con un nivel de jiu jitsu altísimo y otros dos asaltos con intercambios constantes. La peleadora galesa pudo sacar más rédito del trabajo en la lona (dominó un total de 10:25) y los jueces, sabiamente le dieron la victoria unánime. Se convirtió así, en la primera peleadora de Gales, que estará en la UFC.

El punto más alto del show, llegó con el esperado choque entre el norteamericano de raíces mexicanas, Adrián Yanez  y Brady Huang de ascendencia asiática. Yanez, con una historia de vida llena de superación, sorprendió hasta al mismo Dana White con un KO sobre Huang, ¡en solo 39 segundos! Fue el quinto más rápido en toda la historia del show. Sin dudas, extraordinario lo de Yanez que se ganó su contrato para estar en la UFC y un apodo: “el pequeño Masvidal” (cortesía de Paul Felder).

La pelea estelar nos regalaría el momento más dramático de toda la noche: en el choque de medianos, Joe Pyfer apenas duraría 4 minutos en combate ya que, gracias a un gran derribo de su oponente Dustin Stoltzfus, se dislocaría el brazo. La imagen fue tan espeluznante que Dana White nuevamente fue protagonista al saltar de su asiento. Pese a lo poco que pudo mostrar, Dustin igual firmó contrato. Su record lo avala: lleva 14 victorias y solo una derrota.

Como vemos, una noche llena de acción de todo tipo: cinco contratos, dos lesionados y un KO que estuvo a solo segundos de ser el más rápido en la historia del show.

Escrito por: Guillermo Foti

Categorías
MMATrendingUFC

RELACIONADO POR