Cinco ex campeones de UFC que sufrieron derrotas vergonzosas fuera de la promoción

Afuera de UFC, suele hacer frío. Mucho frío. Al menos algo de eso queda demostrado con lo que le ocurre a la gran mayoría de los peleadores cuando abandonan la compañía y deciden continuar sus carreras “a pesar de todo”. La edad, el físico, el ego: son muchas las razones que pueden obligar a un peleador a querer permanecer en la cima del deporte cuando su actualidad indica otra cosa. Es cierto que no le sucede a todos pero sí, incluso, a grandes leyendas de éste deporte.

En El Rocktagono te presentamos un repaso, justamente, con cinco ex campeones de UFC (enormes figuras) que sufrieron derrotas vergonzosas y humillantes fuera de la promoción. Si te vas a ir de UFC, al menos llévate un abrigo para protegerte…

RELATIVO: ¡SE RETIRA! LAS CINCO FINALIZACIONES MÁS EMBLEMÁTICAS EN LA CARRERA DEL “JACARÉ” SOUZA

“Tito” Ortíz

Comenzamos con un caso reciente, el del ex campeón de peso semipesado, “Tito” Ortíz. El norteamericano dilató demasiado su carrera, quiso seguir en Bellator, Combate Américas y otras organizaciones hasta que, finalmente, tomó la peor decisión al pasarse al boxeo. Para colmo, lo hizo contra un striker de toda la vida: el ex UFC, Anderson Silva. Ortíz cayó derrotado en el primer asalto de la peor forma posible: esa postal, quedará en el recuerdo aunque, por suerte, se recordará mejor su buena época en las MMA.

Johny Hendricks

Tras su dolorosa derrota ante Paulo Costa (TKO en el segundo asalto) allá por 2017 en UFC 217, el ex campeón wélter Johny Hendricks se dio cuenta de que algo no andaba bien. Eso y las persecuciones de USADA (agencia anti-dopaje), lo hicieron buscar nuevos rumbos y marcharse de la compañía. Lamentablemente, quiso seguir en carrera cuando, en verdad, estaba más para firmar el retiro y dejar a todos sus fans con el mejor de los recuerdos: el de la leyenda de “Bigg Rigg”. Hendricks tuvo un paso trunco por Bellator, donde ni siquiera llegó a competir, y más tarde se anunció su incorporación a la humilde WBKFF. Como se puede apreciar en el video (ver abajo), debería haber tomado lo de Bellator como una señal para quedarse en el retiro. Lamentablemente, Dakota Cochrane no se apiadó de él.

Chuck Liddell

Vaya que duele leer nombres como el de Chuck Liddell en ésta clase de “listas negras”. El ex campeón semipesado hizo tanto para que UFC y las MMA crecieran que suena penoso verlo formar parte de repasos así. ‘The Iceman‘, integrante honorífico del Salón de la Fama de UFC, precisó luego en una entrevista que su regreso (que ahora veremos) fue pura y exclusivamente por dinero: asique, desde ese punto de vista, quizás nos ayuda a empatizar. Lo cierto es que Liddell fue emparejado con “Tito” Ortíz cuando ya tenía casi cincuenta años, y en el marco del evento Golden Boy MMA – Liddell vs. Ortiz 3: War’s End. Como se puede ver en el título, la cosa fue puro cartel con un cierre de trilogía con olor a naftalina: Liddell fue noqueado en solo un par de segundos y el enfrentamiento fue realmente repudiado por su aspecto morboso y decadente. Liddell, al menos, cumplió su objetivo: “hacer bolsa”. Y su foto, gigante, aún sigue en el Salón de la Fama.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Tito Ortiz (@titoortiz1999)

Tyron Woodley

Otro caso que data de hace poco. El ex campeón de peso wélter, Tyron Woodley, fue cortado de UFC luego de varias derrotas en fila (Covington, Luque, Usman, Burns) y, no tuvo mejor idea que seguir “el ritmo de la corriente”, y meterse en “aguas profundas” con el youtuber Jake Paul. Si bien la pelea fue pareja, a Woodley se lo vio con poca iniciativa: quizás por miedo a quedar en ridículo. La verdad es que lo hizo de todos modos: perdió por puntos aunque, eso sí, se llevó más dinero en una sola pelea de boxeo que en UFC.

Tim Sylvia 

Cuando Tim Sylvia dejó UFC en 2008, todavía era ampliamente reconocido como uno de los mejores pesos pesados ​​del mundo. Se despidió tras una derrota ante Antonio Rodrigo Nogueira , pero no hubo vergüenza en eso: “El Minotauro” es un rival de poder. De la misma manera, no hubo remordimientos tampoco en su posterior derrota ante Fedor Emelianenko bajo la bandera de Affliction. El “Emperador” es historia viva de las MMA. Pero lo malo vino luego: cuando Syliva aceptó una pelea de boxeo de peso pesado de la OMB contra Ray Mercer. Ese fue una de las peores decisiones de su vida e, incluso, él mismo así lo reconoció tiempo después. Por lo menos le sirvió de aprendizaje:

“Fue algo estúpido de mi parte”, dijo Tim Sylvia más tarde.

RELATIVO: LOS CINCO PEORES TWEETS QUE CONOR MCGREGOR HA ELIMINADO

¿Y tú, que opinas de “la vida después de UFC”? ¿Crees que “hace frío allí afuera”? Responde en nuestras redes.

Categorías
OriginalesTrending

RELACIONADO POR

Translate »