Cinco peleadores que “no dieron” el peso e hicieron enfurecer a sus rivales

Pálido, fino, lento y hasta liviano. Pese a sus características específicas, éste “enemigo” que nombraremos a continuación, ha logrado poner en aprietos a casi todos los peleadores. A muchos de ellos, incluso, ha conseguido derrotarlos sin “tocarles un pelo”: hablamos de la báscula. Efectivamente, el “corte de peso” representa un momento tan laborioso para los profesionales como la pelea en sí misma.

Y, en algunas oportunidades, tan difícil ha sido esa prueba que acaban tropezando y teniendo problemas, tanto de “bolsillo” como de “cartel” (recordemos que si el margen en el peso es pequeño, la organización solo penalizado a los atletas con un porcentaje de sesión de bolsa y, si es muy amplio, directamente los “baja” de la pelea).

RELACIONADO: LAS CINCO PELEAS MÁS SANGRIENTAS EN LA CARRERA DE NATE DÍAZ

Pero, ¿qué pasa con el pobre oponente que, con una pesadísima dieta encima, tiene que soportar el fallo del adversario? Eso es, precisamente, lo que veremos a continuación: cinco casos en los que un peleador no pudo superar el reto de la balanza y causó el enojo y la ira de su rival…

Aquí, el enemigo público número 1: ¡la balanza!

1) Yana Kunitskaya carga contra Irene Aldana: “Tuviste cuatro meses para prepararte…”

Y comenzamos con el caso más reciente que, por su novedad, ha inspirado éste repaso. Hablamos de la falla en la báscula de la mexicana Irene Aldana que -pese a todo- estará peleando, mañana, contra Yana Kunitskaya en un duelo de peso gallo. Aldana dio un peso de 139.5 para un enfrentamiento cuya categoría impide superar las 135 libras. Kunitskaya, por su parte, pesó 134.5. Como suele ser habitual, la pelea permanecerá en la cartelera, pero Aldana cederá el 30% de su bolsa a su contrincante. A favor de la mexicana: es la primera vez que tiene una falla de ésta clase en toda su carrera.

El enojo, en las redes, de Yana Kunitskaya ante la falla de su rival en la báscula:

“Por segunda vez consecutiva mi oponente falla en el pesaje. ¿Cómo es posible tener 15 semanas y errar el peso por 4 libras?” (Yana Kunitskaya).

2) Israel Adesanya sale en defensa de un compañero y “explota” contra Ludovit Klein, 

El enojo de Israel Adesanya en UFC 253, tuvo un costado sumamente noble: defender a su compañero Shane Young. El contendiente de peso pluma tuvo que enfrentar a un rival “mucho mayor en tamaño” como Ludovit Klein que, según las palabras de “Izzy”, no se tomó ni siquiera la molestia de intentar cortar peso en las últimas horas. Young finalmente perdió su pelea y la multa del treinta por ciento de la bolsa no parecía suficiente para Klein (como decíamos, utilizó su tamaño a su favor). Adesanya, inmediatamente solicitó cambiar esa regla: “no alcanza para obligar a que los peleadores se tomen el corte de peso en serio”.

“Estos hijos de puta no se están preocupando por dar el peso. El 30% ya no es suficiente: tiene que ser el 80%…”, le dijo Israel Adesanya a Dana White.

3) Kevin Gastelum no da el peso y Dana White lo condena: “Nunca más peleará en wélter…”

Si bien en éste caso el enojo no fue de un rival sino del presidente de UFC, la cosa no deja de ser dramática: ¿o acaso hay algo peor que hacer estallar al jefe de la compañía?  El asunto fue así: Gastelum, ganador del torneo de peso mediano en The Ultimate Fighter 17 de 2013, estaba programado para pelear, en las 170 libras, contra Donald Cerrone. Desafortunadamente, la pelea nunca llegó ya que el mexicano, ¡ni siquiera se presentó en los pesajes! Al parecer, excedió el límite de peso en diez libras. El presidente de UFC, Dana White, dijo más tarde que Gastelum nunca pelearía en la división de peso welter. Y así fue: ha estado compitiendo como peso mediano desde entonces.

4) Rafael Alves marca el peor pesaje en la historia de UFC y trunca el estreno de Patrick Sabatini

El brasileño Rafael Alves hizo historia en UFC aunque, lamentablemente, no del modo más agradable: el oriundo de Belem marcó un peso de 157.5 libras, en la previa de su duelo contra Patrick Sabatini (UFC Vegas 19), ¡pactado en peso pluma! Alves superó el límite de peso en 11,5 libras y fue el mayor “desbarajuste” en un pesaje en la historia de la compañía. Su pelea finalmente se descartó y esto, lógicamente, enojó mucho a Patrick Sabatini que, para colmo, iba a ser su estreno en UFC. Todo mal…

5) Sean O´Malley carga contra Ricky Simon (UFC 264): “Ahora resulta que no puedes dar el peso”.

Otro episodio sumamente fresco, es el de Sean O´Malley ante Ricky Simon: aunque en éste caso, el enojo de O´Malley no fue justificado. La pelea del norteamericano vino “mal parida” desde el inicio: se suponía que iba a estar peleando contra Luis Smolka pero éste contrajo un virus y debió bajarse. Llamaron de urgencia a Ricky Simon que se comprometió a dar el peso en dos semanas pero…a último momento quiso convencer a O´Malley de ir en “peso pactado” alegando que no podía llegar a las 135 libras. “Sugar sean” no aceptó y cargó contra su rival en redes.

“Ahora no puede ganar peso…” (Sean O´Malley).

RELACIONADO: CINCO GRANDES DESAFÍOS QUE DEBERÁ SUPERAR DUSTIN POIRIER EN UFC 264

¿Y tú, qué opinas de todos estos problemas por el tema del peso? ¿Crees que se deberían crear categorías intermedias (como en el boxeo) o se debería volver más habitual aquello del “peso pactado”? ¿UFC debería modificar alguna de sus reglas? Responde en nuestras redes sociales.

Categorías
OriginalesTrending

RELACIONADO POR

Translate »