Cinco razones por las que queremos ver a Mike Tyson volver a enfrentarse con Evander Holyfield

El regreso de Mike Tyson a la actividad profesional (disputó una exhibición declarado “empate” contra Roy Jones Jr.) abrió todo tipo de escenarios deportivos y comerciales.

Tan buena fue la imagen que dejó Iron Mike en su choque con Roy Jones Jr. -la prensa especializada lo declaró “ganador”- que muchos fans ya imaginan cuáles podrían ser los pasos a seguir. Y, de entre todos los proyectos que suenan, hay uno que reclama interés por encima de cualquier otra: la revancha contra Evander Holyfield.

En el Rocktagono te presentamos, entonces, cinco razones por las que esa pelea podría ser todo un éxito:

1.- La mala sangre.

Queda claro que entre ambos peleadores, aún persiste una antipatía extrema. No es para menos: Mike Tyson se hizo famoso para los amantes de la cultura popular, el día que arrancó la oreja de Evander Holyfield de un mordisco (para los fanáticos del deporte, Tyson ya era una leyenda antes de ese bochornoso episodio). Tenerlos frente a frente de nuevo, intentando zanjar viejos rencores, sería una oportunidad única.

 

2.- El equilibrio físico.

La realidad indica que Mike Tyson ha logrado volver a ser un prodigio físico gracias a su entrenamiento de los últimos tres años (él mismo lo confesó así). A sus 54 años, lució en una forma que muchos peleadores no consiguen, incluso, sin haber pasado los años oscuros que tuvo Mike. En cuanto a Holyfield: el ex campeón mundial de peso pesado y crucero, nunca dejó realmente de entrenar. Tiene 58 años, cuatro más que Tyson, pero también exhibe una forma pletórica: de hecho, así se lo pudo ver en la edición de 2016 de “Bailando con las estrellas”, donde mostró su impecable condición en la pista de danza (hasta hizo una visita por Argentina).

 

3.- Cuentas pendientes.

Aún muchos discuten quién de los dos es realmente el rey de los pesos pesados de las últimas tres décadas, es decir la era post-Alí. Los números de ambos son para la envidia: Tyson suma 50-6, y Holyfield 44-10. En enfrentamientos directos, las dos veces que midieron fuerzas (1996 y 1997) se llevó la victoria Holyfield. ¿Veremos una trilogía? Ojalá.

 

4.- Récord de PPV

¿Alguien tiene dudas de la cantidad de dinero que podría recaudar ese evento? Es sabido que durante la última década, las MMA han barrido con los números del boxeo. Ya no se registran las peleas millonarias de años anteriores y, en cambio, la UFC por ejemplo, ha logrado multiplicar sus propias cifras. Por eso, sería bueno para el mundo del boxeo poder lanzar una inyección de nostalgia que ayude a recuperar un poco de la magia perdida.

 

5.- Título en disputa.

No sabemos si alguien se animaría a colocar un título de fuste en el medio del enfrentamiento pero, lo cierto, es que sería un excelente agregado. La mera idea de imaginar a Mike Tyson competir contra Evander Holyfield con un título “honorífico de los pesos pesados” en disputa hace que se nos vuelva agua la boca. Si los promotores mueven las puertas adecuadas, quizás ese sueño pueda hacerse realidad y agregar un condimento extra al desafío.

¿Y tú qué dices: te parecen esas razones suficientes para una pelea entre las dos leyendas de los pesos pesados? Responde en nuestras redes sociales.

Categorías
OriginalesTrending

RELACIONADO POR