A más de dos años de su pelea, Conor McGregor asegura haberle ganado tres rounds a Khabib

Así como resulta sencillo adivinar los movimientos de Khabib -su lucha- dentro del octágono, también es igual de fácil anticipar los movimientos de Conor McGregor fuera de él -su constante búsqueda de atención-. No obstante, en ambos casos, los resultados son imparables para el rival: es tan difícil mantener de pie a uno, como mantener callado al otro.

El irlandés, especialista en llamar la atención de cara a alguna velada importante (bien ganado tiene su apodo: “The Notorius“) salió a cobras viejas facturas del pasado contra el peleador ruso. En la previa del choque por el título ligero entre Khabib y Gaethje (UFC 245), McGregor no encontró mejor pasatiempo que recordar su propia pelea con Khabib y aprovechó para echarle tierra:

“La primera ronda es mía. Fue ponchado 3-1. ¡Codo, rodillas, traqueteos! Él ocupó poco: el 2 es suyo, pero aterrizo varias rodillas. Uno de pie después del revés, y otro de abajo a la cuenca del ojo en el intento de kimura. Tampoco es un cero al final de la ronda. Gané la ronda 3 y la 4 hasta que llegó su finalización”.

“La rodilla en la cuenca del ojo era ilegal, sí, desde esta posición. Una belleza aunque nunca antes visto. Como muchas de mis tomas. Uso la pierna de defensa de la montura como trampolín, cargando la rodilla debajo de ella. Suelta y directo a la cuenca del ojo. ¡Lo rompí!

 

“Mi rodillazo no debería ser ilegal. ¡Realmente debería estar consagrado! Míralo acobardar la cabeza detrás de él y mantenerlo escondido. ¡Mantenido honesto! Se aferra a mi brazo sin soltarlo. Aquí se debe permitir todo lo que no sea morder y desgarrar. ¿Estamos peleando o qué estamos haciendo aquí?”

Recordemos que Conor (22-4) y Khabib (28-0) se enfrentaron en el recordado evento UFC 229 que terminó en escandalo, cuando se desató una batalla campal en el octágono y los alrededores. Fue el ruso quien primero atacó a los ayudantes del irlandés y luego, éste también se peleo con los entrenadores de Khabib. El bochorno les costó una fuerte multa y una larga licencia a los dos.

Conor McGregor aún parece tener asuntos pendientes con el hombre de Daguestán: en aquella pelea perdió por sumisión a los tres minutos de cuarto asalto. Según su particular análisis, el irlandés siente que iba ganando la pelea hasta esa finalización fatal.

The Notorious ha dejado en claro muchas veces que quiere la revancha. Khabib, sin embargo no lo tiene tan claro.

¿Tú qué opinas? ¿Tiene razón McGregor? ¿Se merece una revancha o su derrota fue clara? Responde en nuestras redes sociales.

Categorías
TrendingUFC

RELACIONADO POR