Dana White recuerda el violento incidente con su esposa en año nuevo y cuenta qué grandes lecciones aprendió

El tiempo vuela y, aunque parezca mentira, ya ha pasado casi un año del polémico incidente que protagonizó Dana White con su esposa en Año Nuevo. El presidente de UFC fue filmado, in fragantti, dándole un golpe a su mujer, durante unas vacaciones en México, en una noticia que recorrió el mundo.

A propósito de cómo quedó su imagen, y de todo el drama causado, el mandamás del UFC recordó el asunto y aprovechó, no solo para contar qué lecciones aprendió, sino también para enviarle un mensaje a todos sus enemigos. 

“Cuando te metes en esta clase de situaciones, como me ocurrió a mí en vísperas de año nuevo, aprendí que puedes hacer dos cosas: correr y esconderte, hacerte un ovillo y dejar que todos te peguen o, en cambio, salir con los malditos tapones de punta. Tienes que asumir tus culpas pero, luego de cavar, toca pelear.

Literalmente, el día que regresamos de México, mandé a instalar una frase en mi pared que decía lo siguiente: ‘Que Dios tenga misericordia de ellos porque yo no la tendré’. Así son las cosas”. 

(Dana White)

En su momento, como decíamos, la noticia realmente sirvió para que muchas personalidades del MMA sacaran a la luz sus viejos rencores con el presidente de UFC. Más allá de lo inexcusable de su actitud, Dana White pidió perdón de forma pública pero, sin embargo, muchos le dieron vuelta la cara.

Ahora, con la situación más calmada, y habiendo tomado conciencia de su fallo, el presidente de UFC también dejó en claro que ha tomado lista de todos aquellos que intentaron golpearlo en el suelo, cuando se viralizó la noticia. Y, por supuesto, no planea perdonarlos. 

En fin, esperemos que estas fiestas sean más tranquillas para Dana White y los suyos y que los rencores se disipen. 

¿Y tú, qué opinas de las palabras de Dana White y el mensaje para sus detractores? Responde en nuestras redes.