Devin Clark explica la mentalidad que se necesita tener para pelear con los dientes de fuera

Rendirse nunca ha sido una opción para Devin Clark: el peleador norteamericano, dejó esto bien en claro tras su última presentación ante el poderoso Ion Cutelaba (UFC Vegas 37). Pese a sufrir un golpe en el rostro que, prácticamente, le desacomodó toda la boca (dientes, mandíbula), el norteamericano “no tiró la toalla” y siguió peleando. Clark puso de manifiesto que no todos los que pierden, son perdedores: esa noche, pese al resultado de los jueces, “Brown Bear” se fue como un verdadero campeón.

RELACIONADO: LAS CINCO LESIONES MÁS IMPRESIONANTES EN LA HISTORIA DE LA UFC

Recientemente, en charla con los medios, el guerrero de 31 años que lleva un récord de 12-6 en MMA explicó qué clase de mentalidad se necesita tener para seguir peleando con los dientes rotos y con todo en contra. Clark hizo, especialmente, una referencia a las enseñanzas de su padre y a la diferencia que éste le enseñó entre “estar lastimado…y estar herido de verdad”.

“Me alegro de tener la esquina que tengo. Y me alegro de que me hayan dejado seguir peleando. Ahí estaba mi padre, lo cual lo hizo más fácil. Desde una edad temprana siempre nos decía, a mi hermano y mi, durante los partidos de fútbol americano cosas como: ‘¿Estás simplemente lastimado o estás herido?’ Creo que aquellas palabras hicieron click en mi cabeza y me retrotrajeron a esos momentos. Es decir, estaba lastimado: pero aún podía pelear. Así que seguí adelante. Creo que me ayudó tenerlo allí y solo su tono de voz y escuchar eso toda mi vida, creo que definitivamente ayudó para continuar” (Devin Clark).

Así había quedado la boca de Clark tras su derrota ante Ion Cutelaba:

Como vemos, Clark le dio una vital importancia a la educación de su padre, quien no solo lo acompaña en su rincón sino que, desde muy pequeño, ha sido su gran apoyo en la vida. El peleador de la división de peso semipesado también comentó que hasta su esquina estaba un poco sorprendida por el daño en la boca y que solo luego de unos segundos, al mirar en la pantalla, pudieron comprender el nivel de la situación. De todos modos, confiaron en su resiliencia y lo dejaron seguir adelante:

“Creo que fue una bendición tenerlo. Al principio, no entendían muy bien lo que había sucedido. Pero, inmediatamente en el clip, uno lo observa de otra manera y dices ‘vámonos’. Pero en ese momento, creo que mi padre no vio realmente que mis dientes estaban estropeados. Una vez que lo hizo, tampoco supo qué hacer. Pero si eres bueno, eres bueno”. (Devin Clark).

Acerca de lo que él hubiera sentido si sus colaboradores hubiesen detenido la pelea, Devin Clark fue contundente: no se los hubiera perdonado.

“Nunca pensaron en tener que detener una pelea porque uno de los dientes de su peleador está colgando en su boca, así que tomaron la decisión correcta dejándome a mí. Y siendo yo el peleador que soy, todavía no era el momento de renunciar. Sabía que aún podía pelear, así que si me hubiera rendido allí, estaría desconsolado en este momento y decepcionado conmigo mismo por un tiempo” (Devin Clark).

El oriundo de Dakota también sorprendió al confesar que ese golpe de Cutelaba…¡no fue el más doloroso de su carrera! El atleta recordó un daño peor: contra Alonzo Menifield en UFC 250, cuando sufrió una fractura en su orbital izquierdo.

“El dolor instantáneo fue lo peor ese día. Tuve que reaccionar a eso de manera muy diferente. Tuve que engañarme a mí mismo para decirme que estaba bien porque el dolor era tan fuerte que pensé: ‘¿Qué es esto? ¿Qué está pasando ahora mismo? Después de unos 30 segundos me di cuenta de que aún podía pelear y solo estaba lastimado, no herido” (Devin Clark).

La lenta recuperación de Clark en el hospital:

Por último, Clark agradeció el apoyo y las muestras de cariño de todos y se sintió agradecido de, al menos, poder servir a otros como inspiración:

“En muchos de los mensajes que recibí, la gente me habla sobre dejar que sus hijos vean esa pelea solo para mostrarles lo que es el valor y solo para mostrarles lo que una persona mentalmente fuerte puede hacer y lo que un ser humano puede superar con la mentalidad adecuada. Así que con todo ese tipo de mensajes y ese tipo de comentarios, es difícil sentirse tan deprimido por esa derrota. Es algo así como obtener una pequeña victoria con solo poder mostrarle a la gente lo que pueden hacer e inspirarlos a ser personas duras cuando tienes que ser duro” (Devin Clark).

RELACIONADO: LAS CINCO PEORES LESIONES DE OREJAS EN LA HISTORIA DE LAS MMA

¿Y tú, qué opinas de la experiencia que le tocó vivir a Devin Clark? ¿Crees que fue una muestra de carácter el haber seguido peleando con la boca rota? ¿Le debe esas enseñanzas a su padre? Responde en nuestras redes.

Categorías
UFCTrending

RELACIONADO POR

Translate »