Dricus Du Plessis responde a quiénes piensan que su pelea con Sean Strickland estuvo ‘arreglada’

Mucho se ha venido hablando, en la última semana, acerca de la terrible pelea que protagonizaron en las gradas del T-Mobile Arena (UFC 296) Sean Strickland y Dricus Du Plessis. Y, por supuesto, mucho se ha especulado, también, sobre si la cosa fue arreglada o no.

Es decir, nadie duda de que los golpes fueron reales y los enojos también pero lo llamativo fue que la organización del UFC y, en este caso Dana White, sentaron casi en la misma zona a dos peleadores que venían de protagonizar un picante cruce en conferencia de prensa.

Bien, a propósito de estos detalles, habló el retador sudafricano, Dricus Du Plessis, y expresó lo siguiente sobre las teorías conspirativas acerca de una ‘polémica orquestada‘ contra su próximo rival del 20 de enero (UFC 298), Sean Strickland.

Entrevistador: “Los pusieron juntos a propósito, hermano, no me jodas (risas)”

Dricus Du Plessis: “No. Bueno, quiero decir, no lo creo”.

Entrevistador: “…”

Dricus Du Plessis: “Ya sabes, obviamente se trata de un juego mental. Todo esto de la pelea es un juego mental para mí. Es pura diversión y entretenimiento. Al final del día, todo es parate del mismo Show: lo que sucede en esa conferencia de prensa o en el pesaje, esa es ‘la pelea antes de la pelea’. Igualmente, no hay nada que puedan decirme que, de verdad, logre afectarme. Digan lo que digan ante las cámaras, voy a empezar a trabajar y veré hasta dónde llego con eso.

(Sean Strickland) Parece un tipo al que nada lo asusta porque sabe cómo repartir también pero, al final, la realidad es que se descontroló muy fácilmente. A la primera cosa que dije, él ya se sacó de sus casillas. Y eso que aún me queda mucho más camino por recorrer hasta la pelea. ¡Dios mío, estaba tan listo! Y eso mismo fue lo que le dije. Al principio, pensé: ‘Oh, quizás está actuando’, y luego pensé: ‘Creo que de verdad lo afectó’. Bueno, la realidad es que hice todo mi trabajo y toda mi preparación y, a la primera cosa que dije, ya se quebró mentalmente. Fue fácil.

Con respecto a la pelea, fue una locura porque estábamos entre muchos tipos que se dedican a esto. Es decir, por lo general, si estás en un ambiente social normal y sucede algo así, algunas personas lloran o salen corriendo. Pero aquí, simplemente ves a todos los peleadores diciendo ‘¡Sí! ¡Sí! ¡PELEEN! ¡PELEEN!’. Fue divertido”.

Como decíamos, si bien la pelea fue totalmente espontánea, está claro que el UFC está acostumbrado a lidiar con cosas así. Además, de forma llamativa, la seguridad estaba alejada y tardó unos segundos en llegar.

El hecho fue casi como una película, con Sean Strickland pidiendo a la familia de Gilbert Burns “espacio” para poder saltar a buscar a Dricus y éste, repitiendo lo mismo, con los hijos de Alexandre Pantoja. Finalmente, los dos se encontraron cara a cara y se repartieron varios puñetazos limpios hasta que, ahora sí, la seguridad los separó. Luego, en conferencia de prensa post-evento, Dana White hizo un mea culpa acerca de su “error” al sentar casi juntos al norteamericano y el sudafricano teniendo en cuenta los antecedentes…

Así explicaba Dana White como “se le pasó” el detalle de sentar a Dricus Du Plessis cerca de Sean Strickland:

RELACIONADO: Dricus Du Plessis asegura haberse ‘metido en la cabeza’ de Sean Strickland: “Fue muy fácil desestabilizarlo….”

¿Y tú, crees que el episodio en el T-Mobile Arena, entre Sean Strickland y Dricus Du Plessis estuvo armado o no? Responde en nuestras redes.