Dustin Poirier explica por qué tuvo que aceptar pelar con Covington, a pesar de no querer hacerlo

Dustin Poirier ha cambiado de parecer y ahora sí estaría dispuesto a pelear contra Colby Covington (peso wélter): incluso pese a que la idea de <<regalarle esa clase de atención>>, sigue sin sentarle del todo bien.

El ex campeón interino de peso ligero de UFC había dicho, en un principio, que su rivalidad con el norteamericano era tan fuerte que estaba dispuesto a pelear con él en la calle, pero no en la jaula (para no “hacerlo ganar dinero” a costa de su propia imagen).

RELACIONADO: CONOR MCGREGOR Y NATE DÍAZ SE “ROBAN EL SHOW” AL BURLARSE DE DUSTIN POIRIER POR SU DERROTA

Sin embargo, la chance de quedar parado hasta fin de año esperando una oportunidad por ser el contendiente n°1 de peso ligero o, en cambio, pelear ahora (en junio), cuando está bien físicamente, habría inclinado la balanza para dar el visto bueno a un choque contra “Chaos”: su ex compañero en American Top Team.

“No odio a nadie, pero si tuviera que poner a alguien en ese lugar…sería a Covington. Realmente no me gusta el tipo y he estado diciendo que no quiero que gane un dólar a expensas de mí. Pero la realidad es que me ofrecieron, la semana pasada, tener una pelea con él. Era eso o esperar hasta el final del año y pelear para ser contendiente no. 1 en peso ligero. Entonces, para no perder ritmo, les dije que sí, que pelearía en junio. Yo estaba como, ‘A la mierda, hagámoslo'”.

(Dustin Poirier).

Como se nota en sus palabras, Dustin Poirier no es la clase de peleador que disfrute elevando su perfil y haciendo un “trash talk” demasiado agresivo y, por eso, luego de su par de victorias ante Conor McGregor, quizás hubiera preferido correrse de ese lugar: no obstante, la idea de perder ritmo de competencia y quedar parado tanto tiempo no lo convencía del todo asique aceptó. Eso sí: dejó en claro que él no está llamando a nadie sino solo moviéndose como “un hombre de la compañía”.

“No es una llamada hacia él. No me saldré de mi camino. No quiero pelear con el tipo y lo sigo sosteniendo. No quiero que se beneficie de mí. Pero te repito: si no me dan una pelea hasta fin de año y esto es lo único sobre la mesa, tengo que hacer lo que tengo que hacer. No quiero sentarme a esperar diez o doce meses. Estoy sano y quiero pelear”.

(Dustin Poirier).

Por último, como para que no queden dudas, Poirier expresó por qué no empatiza con Covington y por qué su estilo está en las antípodas de lo que suele mostrar Colby:

“Él es todo lo que no me gusta de las artes marciales mixtas. Es un personaje de dibujos animados. Todo lo que hace, es solo por un click adicional. Reconozco, de todos modos, que sabe luchar pero es solo un farsante: lo conozco bien del Gimnasio American Top Team…”

(Dustin Poirier).

En fin: parece que, si todo sigue su curso, tendremos un duelo en peso wélter (sería el estreno de Poirier en esa categoría), entre “El Diamante” y Colby Covington para mitad de año. Hay “beef” asegurado…

RELACIONADO: NATE DIAZ, NO DETIENE EL TREN DEL “TROLLEO”, CONTRA DUSTIN POIRIER

¿Y tú, cómo ves esa pelea entre Dustin Poirier y Colby Covington, en planes para el 30 de junio? Responde en nuestras redes.