Eddie Álvarez se rinde ante Mike Perry tras su derrota en BKFC 56: “Es un maldito caballo de batalla”

Que Mike Perry ha nacido para competir en un deporte tan brutal como Bare Knuckle, eso ya lo saben todos. Sin embargo, que hasta los rivales como Eddie Álvarez lo elogien con tanta efusividad, eso sí ya es más sorprendente.

El ex campeón de peso ligero de Bellator y UFC, sufrió ante la fiereza de “Platinum” y fue ‘despachado’ en apenas dos asaltos. Pese a su buen debut contra Chad Méndez a mediados de año, Álvarez no tuvo nada que hacer en ésta oportunidad y, como todo un buen competidor, se rindió ante la capacidad de su rival a quien calificó de un “maldito caballo de batalla“. UF…

“Me encanta esto. Sí, realmente lo he disfrutado. Salí allí, e intenté dar mi mejor versión. A mis entrenadores les encantaba lo que estaba haciendo. Estuve en el punto, fui agudo, rápido, preciso. Desafortunadamente, este deporte es tan volátil que simplemente no sabes qué puede pasar. Podría haber tenido heridas más limpias pero, por desgracia, mi orbital se rompió. Eso es todo. Eso es todo lo que ocurrió. Una put* mierd*, hombre, porque había sido un buen espectáculo. Los aficionados ganaron esta noche. Yo no gané, pero ganaron los aficionados…”.

(Eddie Álvarez) 

Álvarez, de 39 años, estuvo cara a cara e intercambiando golpes con Perry durante un par de rounds pero, como él mismo explicó, el daño recibido le pasó factura y, con un ojo prácticamente cerrado, no pudo salir a disputar el tercer asalto. El resultado elevó el récord de Perry a 4-0 y lo consagró como “Rey de la Violencia” en BKFC. Un premio que nadie pone en tela de discusión: ni siquiera Álvarez.

“Me sorprendió lo que aguanta. En el sparring le doy estos golpes a tipos más grandes y, si bien no siempre los tumbo, creí que lograría hacerlo con Mike (Perry). Pero no. Me quito el sombrero. Es un maldito caballo de batalla este tipo. Sabe golpear, sabe recibir. Me recuerda mucho a mí mismo, así que esta noche estaba compitiendo contra un pequeño espejo de mí mismo. Mike fue el mejor esta noche. Acepto mis derrotas de la misma forma que acepto mis victorias: con la cabeza en alto”.

(Eddie Álvarez) 

Por último, a Eddie Álvarez se le preguntó acerca de una posible revancha -especialmente, por cómo fueron las cosas de parejas hasta la lesión en el orbital- y éste se mostró muy entusiasmado con la posibilidad de hacerla en su ciudad natal, Filadelfia:

“Oh hombre, eso sería algo hermoso, te lo aseguro. Hagámoslo una vez más, Mike. Dame esa chance. Si vienes al norte de Filadelfia, hazme ese favor, muchacho…”.

(Eddie Álvarez) 

¿Y tú, cómo viviste la victoria de Mike Perry ante Eddie Álvarez y su consagración como “Rey de la Violencia”? ¿Te gustaría ver una revancha? Responde en nuestras redes.