¡Especial San Patricio! Peleadores que se metieron en problemas por “tomar una copa de más”

Como todos los 17 de marzo, hoy se celebra el “Día de San Patricio” (AKA St. Patrick’s Day): una festividad de origen irlandesa, asociada a la tradición cristiana, y caracterizada por ser la conmemoración religiosa y cultural del obispo que trajo, precisamente, el cristianismo a Irlanda.

Pero, como suele suceder con la mayoría de las grandes festividades, ésta también se ha ido “globalizando” y “resignificando” a punto tal de que, actualmente, simplemente basta como excusa para vestir de verde y beber más de lo habitual.

RELACIONADO: JAN BLACHOWICZ AÚN SABOREA SU VICTORIA EN UFC 252

En esa línea, a continuación te presentamos cinco historias pequeñitas de peleadores que “bebieron de más” y, de un modo u otro, terminaron padeciendo las consecuencias al día siguiente: como toda la banda del Rocktagono que, seguramente, hoy salga a festejar, ¿verdad?

1.- Paulo Costa

“Borrachina”, nunca mejor su apodo, se metió en problemas por beber una copa de vino antes de su pelea frente a Israel Adesanya: según él mismo relató -y sus palabras le han valido la burla de los colegas-, la noche previa al duelo no podía dormir y probó tomar un poco de vino para relajarse. Lo cierto es que, aparentemente, bebió de más, llegó mal a la pelea y “perdió”, no porque Adesanya es el mejor peso mediano de los últimos años, sino porque su estómago no soportó el alcohol. En fin: que Paulo Costa, esta noche, brinde con agua mineral.

2.- Conor McGregor

La historia de McGregor con el alcohol, tiene muchos capítulos pero elegiremos solo uno: Conor se hizo viral porque, en un bar, intentó pagarle una ronda de whisky (en ese momento, aún era dueño de la marca Proper Twelve) a todos los presentes y uno de los “favorecidos” se la rechazó. El irlandés, despechado por aquel desaire no tuvo mejor idea que darle un golpe al pobre anciano: afortunadamente, la cosa no pasó a mayores. En vez de una copa, Conor le pagó un cheque, se ahorró el juicio y todos felices.

3.- Mike Perry

Otro caso de personajes de UFC con algunos inconvenientes con la bebida es el de Perry: cuando no se mete en problemas por estar “alegra”, hace cosas como tomar su teléfono y grabar mensajes extraños o incomprensibles. Claro que la locura de “Platinum” se puede apreciar en muchos ámbitos: de hecho, ha hecho cosas como llevar a su novia como “coach” a su rincón, o directamente subastar ese espacio. A decir verdad, el Perry “sobrio” también hace cosas del Perry “alegre”.

4.- Jon Jones

Lo del ex campeón de peso semipesado, no tiene nada de gracioso y, de hecho, es repudiable: en más de una ocasión ha tenido problemas con la ley, por cosas como conducir en estado de ebriedad y, encima, portar armas de fuego. Afortunadamente, esos problemas son parte del pasado: otro de la lista que, mejor, solo festeja con agua mineral.

5.- Roy Nelson

Finalmente, escogemos al mítico Roy Nelson no porque haya tenido algún problema con el alcohol sino todo lo contrario: porque representa -a diferencia del resto- todo lo que está bien en “San Patricio”: la “panza” de cerveza y nachos, lucida con “orgullo”. Actualmente, Nelson compite en el peso pesado de Bellator y, nosotros desde aquí, queremos saber como es su dieta: lleva 23 victorias en MMA, y en todas ha lucido el mismo físico “feliz”. Un referente.

RELACIONADO: PAULO COSTA PONE FECHA Y RIVALES PARA SU REGRESO

¿Y tú, qué opinas de esta lista, especial, de “San Patricio”? Responde en nuestras redes sociales.