GSP cuenta como Dana White quizo compensarlo por cancelar su pelea contra Oscar De La Hoya

La “fallida” exhibición de boxeo que tenían previsto brindar Georges St-Pierre y Óscar de la Hoya  supuso un “golpe al corazón” para todos los fanáticos. Es decir, ¿quién no quería presenciar ese duelo, entre la ex estrella del peso wélter UFC y la vieja leyenda del pugilismo latinoamericano?.

RELACIONADO: GSP SE PRONUNCIA SOBRE EL GOAT

Para desgracia de todos, la intervención oportuna de Dana White -presidente de UFC- hizo que el castillo de naipes se viniera abajo y nos quedáramos sin pelea. Sin embargo, no le “salió gratis” esa jugada al máximo dirigente de la promotora, tanto así que, luego, intentó recuperar el cariño de GSP a través de una dudosa “compensación”: ofrecerle un duelo ante Khabib

“Para ser sinceros, Dana White recibió muchas críticas por no dejarme pelear contra Óscar de la Hoya. Entonces, lo que hizo, fue llamarme unas semanas después y repetirme lo siguiente: ‘oye, ¿estás interesado en pelear contra Khabib?’, me dijo. En ese instante, yo pensé que era muy extraño que hiciera esta proposición porque nunca quisieron hacer esa pelea antes, ¿y por qué, entonces, la querría ahora? Para mí, realmente no quería la pelea pero como yo tenía curiosidad, le dije ‘déjame pensarlo’. Pero, como remarqué, realmente no quería la pelea porque, además, yo ya estoy fuera de eso. Entonces lo que hizo él (Dana White) fue ir con Khabib y decirle ‘Georges St-Pierre quiere pelear contigo’, entonces Khabib pensó que era yo pidiendo la pelea, pero no era así. Fue él (Dana White) quien trató de hacer que la pelea sucediera. Para nuestros promotores y gerentes representaba mucho dinero…y eso es lo que ellos hacen. Crean un gran evento, una gran pelea”, explicó Georges St- Pierre.

La confesión, completa, de GSP:

El ex rey de la división de peso wélter, además de dejar en evidencia ese “engaño” (la pelea con el ruso era imposible) también señaló algunas de las razones por las que, aparentemente, Dana White no lo quería ver arriba de un ring, enfrentando a un veterano como Oscar de la Hoya. También rememoró cómo fue la negociación y “negativa final” de la compañía de MMA:

“En su momento, recuerdo que incluso llamé a Lorenzo Fertitta [ex propietario de UFC] para tratar de convencer a Dana. En principio, a Lorenzo le gustó la idea, pero Dana no quiso saber nada. Yo sabía que él odia a Oscar, pero le dije: ‘Escucha, voy a hacer que Oscar se vea mal porque estoy en muy buena forma. Me he mantenido en gran forma todo el tiempo y voy a hacer un campo de entrenamiento de boxeo completo con Freddie Roach y sus campeones mundiales allí, así que estaré muy bien preparado ‘. Al principio me dijo que la razón por la que no quería que esa pelea ocurriera, es porque pensó que Oscar básicamente me destruiría en un combate de boxeo. Pero yo tuve algunos buenos argumentos: le recordé que Oscar tiene más kilometraje que yo, pero ya no está en su mejor momento, que yo estuve ocupado todo el tiempo entrenando y todavía estoy en buena forma, que iba estar muy bien preparado, que estaba mi imagen en juego, y todo eso. Finalmente, le dije a Dana ‘Ey, Si hay un luchador de MMA que va al boxeo y se ve bien en esta situación, ese soy yo’. Pero se negó alegando que Oscar iba a ganar y me remarcó que no le gusta el hecho de que Triller gane dinero conmigo, mientras todavía estoy bajo contrato con UFC. Luego de eso, llegó la oferta de pelear con Khabib”, agregó GSP.

Queda más que claro, que Dana White no iba a permitir que ese combate entre Georges St-Pierre y Oscar de la Hoya ocurriera bajo ninguna circunstancia: ya sea porque no simpatizar con el boxeador, por que no quería poner en riesgo la imagen de su estrella canadiense o, simplemente, por que no quería ver como otra organización (Triller en éste caso), salía favorecida con éste trato. Lo cierto es que, por desgracia, el perjudicado fue GSP que no solo no pudo ir contra el veterano del boxeo sino que, además, le vendieron un “boleto falso” para una pelea con Khabib que nunca pasó por la cabeza del ruso realmente.

¿Se hará realidad éste sueño alguna vez? Difícil…

“Resulta que, poco después de todo aquello, vi en los medios a gente diciendo que ahora era  Khabib el que no quería pelear conmigo. Pero nunca pedí esa pelea: fue Dana White quien probablemente buscó a Khabib a través de su manager, Ali Abdelaziz”, concluyó el canadiense.

RELACIONADO: GSP Y LOS FANTASMAS DEL RETIRO

¿Y tú, qué opinas de ésta confesión de GSP y de la estrategia de Dana White para “compensarlo”? Responde en nuestras redes.

Categorías
UFCTrending

RELACIONADO POR

Translate »