El peleador de los completos, Joey Beltran, estuvo a punto de morir ahogado mientras desayunaba.

Joey Beltrán pudo morir antes de su pelea en Florida

El ex campeón de pesos pesados de Bare Knuckle Fighting Championship (BKFC), Joey Beltrán, estaba a solo unas horas de encarar su pelea frente a Frank Tate, el jueves pasado cuando casi muere en pleno desayuno.

Según Beltrán, estaba comiendo cuando uno de sus entrenadores le mostró un video divertido en su teléfono, lo que provocó que se echara a reír y se le atascara un trozo de comida en la garganta.

“Empecé a ahogarme. No podía toser la comida. Me puse de pie y comencé a entrar en pánico”, resumió Beltrán. 

Por casualidad el presidente de BKFC, David Feldman, estaba desayunando en el mismo restaurante cuando la persona sentada a su lado fue alertada de la angustia de Beltrán.

“En realidad estábamos sentados allí, estaba teniendo una conversación con uno de mis muchachos y él señaló y dijo: ‘Tu evento principal se está ahogando’, y yo dije: ‘¿De qué estás hablando?’”, dijo Feldman. 

“Me doy la vuelta y estoy como, ¡santo cielo! Se estaba ahogando. Estaba tratando de toser, pero no estaba haciendo ningún ruido y en realidad estaba empezando a cambiar de color”, agregó Feldman.  

Feldman, quien aprendió la maniobra de Heimlich cuando tenía solo 12 años después de ver a su padre salvar la vida de alguien en una situación similar, saltó de su mesa y corrió para ayudar a Beltrán.

“Me levanté de un salto y le di el Heimlich tres veces, escupió la comida y estaba bien”, dijo Feldman. “Fue loco. Fue algo bueno. Estoy feliz. Joey está vivito y coleando, así que todo está bien”.

No obstante, en el evento principal de la visita de BKFC a Fort Lauderdale, el oriundo de Oceanside perdió por KO en el primer round ante Tate, está agradecido por seguir con vida. 

Categorías
Bare KnuckleTrending

RELACIONADO POR

Translate »