Jon Jones sale a aclarar los rumores de arresto tras el escándalo protagonizado con empleados de la agencia anti-dopaje DFSI

Vaya fin de semana ha tenido el campeón de peso pesado, y para muchos GOAT del UFC, Jon Jones.

El peleador norteamericano, que se encuentra recuperándose de una lesión en el hombro, protagonizó una fuerte polémica que recordó a sus viejas épocas en las que era más noticia por su díscolo comportamiento fuera de la jaula que por otra cosa.

Todo comenzó cuando, el día sábado, en su casa de Albuquerque, Jon Jones fue denunciado por un trabajador de la nueva Agencia Anti-Dopaje del UFC, la Drug Free Sport International (USADA se marchó a principios de año) por agresión, amenazas y conducta violenta.

Según indicó el propio empleado, Jerome Romero -que se encontraba con su colega Crystal Martínez-, “Bones” los insultó e intentó atacarlos luego de que éstos llegaran a su domicilio para realizarle un simple test de rutina. Al parecer el peleador primero los agredió y, luego, intentó quitarles el teléfono.

Así te contábamos los incidentes:

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por El Rocktagono (@elrocktagono)

Incluso se hizo viral un video en el que se ve cómo el grupo de empleados llega al domicilio del atleta norteamericano y, al parecer, existe cierta clase de entredicho con Jon Jones en un estado de exaltación (según ellos, alcoholizado).

En el testimonio de Jerome Romero, figura que “Bones” los encaró de forma amenazante y les dijo:

“¿Por qué ustedes, hijos de p*, vienen tan temprano a mi casa? ¿Saben lo que le pasa a la gente que viene así a mi domicilio? Terminan muertos”, esas habrían sido las palabras de Jon Jones hacia el trabajador de la Agencia Anti-Dopaje.

El video de los incidentes entre los agentes de la DFSI y Jon Jones:

 

El primer descargo de Jon Jones en redes:

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por El Rocktagono (@elrocktagono)

En las últimas horas, y con la confirmación de que el empleado de DFSI planea presentar cargos en la justicia contra Jon Jones por agresión y amenazas, el propio “Bones” nuevamente publicó un descargó en el que dejó en claro que de ninguna forma fue arrestado por lo sucedido -otro rumor que corrió con fuerza-.

“Hola a todos, Quería abordar cierta información errónea que ha estado circulando esta mañana. Me desperté con informes falsos de que me habían arrestado. No me han arrestado. De hecho, actualmente estoy en Texas con mis hijas en un torneo de voleibol. Debo admitir que es decepcionante tener que aclarar estas cosas nuevamente, pero entiendo que puedo ser un blanco fácil debido a algunos de mis problemas pasados. es importante dejar las cosas claras y asegurarse de que se diga la verdad. Hace poco fui visitado por empleados (de la DFSI) mientras celebraba un cumpleaños y tomaba una siesta. Al despertar, me tomó por sorpresa la falta de profesionalismo y el protocolo de uno de los evaluadores, lo que me causó frustración y me llevó a usar algunas malas palabras de las que me arrepiento. Sin embargo, quiero enfatizar que en ningún momento amenacé, enfrenté a nadie, le levanté la voz a nadie ni participé en ningún tipo de agresión. Es lamentable que se hayan difundido noticias falsas sin una verificación adecuada de los hechos. Quiero asegurarles que me defenderé enérgicamente contra estas acusaciones infundadas. La verdad es que el incidente que se dice, simplemente no ocurrió”.

(Jon Jones)

“Que una plataforma así de grande (como la NBC) escriba noticias a ciegas…”, escribió -también- Jon Jones en relación a los rumores de su arresto.

Vale destacar que, de momento, no ha habido ninguna clase de comunicado oficial del UFC ni de la DFSI. Toda la información filtrada ha sido, o bien por los empleados, o bien por los reportes de la policía, o del propio Jon Jones.

Como decíamos antes, se esperaba que “Bones” regresara al octágono de UFC a finales del año pasado para defender su cinturón ante Stipe Miocic (UFC 295). Sin embargo, una lesión en el hombro lo obligó a retirarse de la jaula por un lapso de entre seis y ocho meses. Muchos especulaban con que volvería al octágono para el próximo verano pero, desde su círculo íntimo lo desmienten e, incluso, se habla de una recaída respecto a problemas del pasado debido a la inactividad y la falta de competencia -algo que había mejorado el carácter de “Bones” en el último tiempo-.

En fin, veremos como evoluciona el asunto pero, por desgracia para los fanáticos, Jon Jones ha vuelto a ser noticia -como el año pasado cuando agredió a su esposa en un Hotel de Las Vegas- por los motivos equivocados.