Justin Balboa, el joven agredido por Joe Schilling en un bar, planea llevarlo ante la justicia

Actos y consecuencias. Así podría llamarse “la obra” que, por éstas horas, está protagonizado el ex peleador de MMA Joe Schilling (4-6). El norteamericano -compitió en GLORY y Bellator- está pagando el precio por haber buscado una salida extremadamente violenta, al altercado con un joven borracho en un bar. Schilling, de 37 años, fue captado en un video golpeando a un hombre que luego se identificó como Justin Balboa, el domingo por la noche en un pub de Fort Lauderdale, Florida.

RELATIVO: VIDEO I ¡VUELVE EL EMPERADOR! I LOS CINCO MEJORES KO’S DE FEDOR EMELIANENKO

Aquí el video viral: Schilling se sobrepasó

Según ha trascendido, el joven agredido, tiene planeado iniciar serias acciones legales contra el ex Bellator y Glory que podrían, incluso, forzarlo a pasar un tiempo en la cárcel.

El abogado de Balboa, Robert Solomon, emitió un comunicado después de que se confirmara que su cliente quiere llevar al atleta ante la justicia, y dijo lo siguiente:

“Cosas así no debería haber suceder. Miras ese video y te estremeces. Este es un luchador profesional. Decirme que te sentiste amenazado como un luchador profesional que está luchando en el nivel más alto de todas las peleas, Bellator y todas estas cosas, no lo creo. Creo que fue innecesario y hay consecuencias cuando haces cosas así. Creo que un peleador profesional reaccionó exageradamente a una situación, que no necesitaba hacer lo que hizo, y golpear a alguien tan fuerte como golpeó a este tipo, tiene suerte de que no esté muerto y estamos lidiando con un tipo diferente de caso” (Robert Solomon, abogado de la víctima).

Las palabras del abogado de Justin Balboa se contraponen, claramente, con las del ex peleador profesional que recientemente declaró lo siguiente en un posteo en redes sociales (luego lo borró):

“Pongo un poco de contexto: este tipo (Balboa) estaba rapeando como un idiota. Un chico que resulta ser negro, pasa, y este idiota choca con él y grita: ‘Yo y los negros rotos, no nos llevamos bien’. El camarero se ofendió seriamente pero no quiso perder su trabajo asique no pasó nada. Pero a medida que avanza la noche, este payaso comienza a mirarme y a rapear cualquier canción que se esté reproduciendo mientras hace contacto visual conmigo. Yo digo, ¿qué le pasa a este idiota? Salgo a fumar y cuando vuelvo a entrar, se tropieza conmigo. Extendí mi mano para atraparlo. Inmediatamente dice ‘lo siento’. Puedes verme asentir con la cabeza como, genial. Entonces se da cuenta de que soy yo, el tipo al que ha estado rapeando toda la noche y grita, ‘HEY’. Me doy la vuelta y él se flexiona sobre mí. Pasó lo que pasó: todos los días se toman malas decisiones. Regresé y me senté a terminar mi bebida y pagar la cuenta. Dos meseros, el ayudante de camarero y el DJ se acercaron a agradecerme. Como pueden ver en este video cuando él me habló, tenía miedo por mi vida y simplemente me defendía del mal en este mundo” (Joe Schilling).

En sus redes, Schilling aprovechó para postear mensajes que le llegaban denunciando actitudes violentas previas de Balboa.

“El hombre que noqueaste es mi ex. Abusó psicológicamente de mi de forma regular. Gracias por estar ahí para defender al otro muchacho que estaba siendo agredido y por el cierre que me ayudaste a darle a mi situación. Estuve esperando seis años, pero finalmente el karma golpeó su puerta”.

Dentro del informe policial, también hay cuestiones que se deberán analizar con lupa como, por ejemplo, el hecho de que el gerente del bar haya declarado que Balboa “estaba extremadamente ebrio y posiblemente había hecho un comentario inapropiado sobre la novia / esposa del hombre que lo había golpeado, lo que provocó que la pelea se intensificara”. Incluso, el gerente del bar afirmó que, “muchos otros clientes del establecimiento también estaban asustados”.

Otro de los posteos de Schilling borrados más tarde:

El cargo menor que enfrenta el ex peleador de MMA es el de agresión simple.

Lo cierto es que, con todo este material, esperemos que la justicia actué de modo adecuado: Joe Schilling se sobrepasó en su accionar pero hay agravantes que reconocen la situación extrema que provocó Balboa con su comportamiento desenfrenado. De cualquier modo, que quede claro: nada justifica la violencia y, menos, cuando hay un peleador profesional involucrado que, literalmente, está entrenado para saber hacer daño.

RELATIVO: LAS CINCO PELEAS MÁS SANGRIENTAS EN LA CARRERA DE NATE DÍAZ

¿Y tú, qué opinas de lo sucedido? Responde en nuestras redes sociales.

Categorías
ExtraTrending

RELACIONADO POR

Translate »