La reacción de Dana White tras la consagración de Sean O’Malley como nuevo campeón de peso gallo

Podemos decir que Dana White se retiró de Boston (UFC 292), con el mismo orgullo que un padre se marcha a su casa tras la graduación de su hijo.

El presidente de UFC vio alcanzar uno de sus sueños, hablamos de la coronación como campeón de un peleador surgido de ese semillero llamado Dana White Contender Series y, para colmo, en este caso se trató que de su protegido: Sean O’Malley.

Sellada la gala consagratoria para “Sugar”, el máximo dirigente de UFC no ocultó su felicidad y se pronunció de la siguiente manera:

RELACIONADO: Dana White explica por qué considera a Jon Jones el GOAT indiscutido de las MMA

“Por fin quedó demostrado que no existe tal cosa como ser el privilegiado de Dana White. Es decir, no te conviertes en lo que se ha convertido él, sin ganártelo. El chico consiguió la oportunidad por el título porque se la merecía. Cuando piensas en la pelea que tuvo y piensas en Sterling, te dices a ti mismo, ‘¿cómo podría Sean, vencer a ese tipo?’. Y, sin embargo, va y lo termina. En este deporte nunca se sabe, los estilos hacen las peleas y, a veces, suceden cosas así que nadie espera.

¿Si Sean (O’Malley) puede ser una estrella como Conor McGregor? ¡Ya es una super estrella! Les diré algunos números de lo que fue la jornada en Boston para que se den una idea. Bruce Springsteen acaba de tocar aquí y convocó a $5 millones, nosotros logramos $7 millones. Esta es también la pelea de campeonato de peso gallo más grande jamás vista en PPV a nivel mundial. O’Malley no va a ser una estrella, él ya es una estrella ahora mismo”.

(Dana White)

RELACIONADO: Sean O´Malley, piensa que Jake Paul es una estrella mas grande que Francis Ngannou

Como decíamos, la cara de Dana White tras el triunfo de Sean O’Malley ante Aljamain Sterling con ese espectacular KO lo dijo todo. El presidente de UFC sabe, mejor que nadie, que la ciudad de Boston asistió al nacimiento de otra estrella que, probablemente, logre igualar el nivel de Conor McGregor. Las cifras fueron un récord total y la gente vibró al ritmo de “Sugar”.