Luke Rockhold explica por qué estuvo tan molesto con Dana White: “Nunca me dio las oportunidades…”

El retiro de Luke Rockhold (37 años) de la actividad profesional, ha llegado con varios “pases de factura”, uno de ellos, hacia Dana White y el UFC.

El ex campeón de peso mediano, que dijo adiós a una carrera de más de una década en MMA en su pelea contra Paulo Costa, explicó por qué ha habido cierto tono de “belicosidad” en sus referencias más recientes hacia el presidente de la compañía.

Luke (16-6 MMA) no solo se había quejado por el salario de los peleadores sino también tenía escondido un viejo resentimiento por no haber sido valorado por la promotora de la forma en que le correspondía:

RELACIONADO: LUKE ROCKHOLD REVELA POR QUÉ RESTREGÓ SU SANGRE POR EL ROSTRO DE PAULO COSTA: “YO ESTABA ALLÍ PARA MATAR”

“’¿Por qué crees que estoy tan enojado con Dana? Porque él nunca me dio las oportunidades que merecía. Desde el momento en que llegué al UFC nunca me dio una maldita oportunidad. Él me descartó. Nunca se valoraron mis años en Strikeforce ni nada de lo que hice, solo mis derrotas. Y el problema con esto es que Dana White controla la narrativa de lo que percibe el público. Es como si hubiera escogido joderme desde el principio. Me tomó 16, 17 años volver y dar una gran pelea para ganarme el respeto de la gente nuevamente. Pero nada de lo que hice en el pasado importaba… hasta ahora. Por eso me siento como me siento a veces y digo las cosas que digo. Tienes que entender el poder que tiene un tipo como Dana en esa situación. La narrativa que logra crear. Y el público lo termina siguiendo”.

(Luke Rockhold).

Rockhold, que también se desempeña como modelo y hombre de los medios, no solo se quejó de esas cuestiones sino de otras un poco más espinosas. Dijo, por ejemplo, que lo obligaron a pelear contra rivales como Vitor Belfort en condiciones inadecuadas.

“Me hicieron ir hasta Villa Esteroides, en el jodido Brasil, y pelear contra Vitor (Belfort). Todos los demás, en cambio, obtuvieron cierto respeto y entraron en peleas de campeonato mundial, con otros beneficios. Pero yo no tuve nada de eso, ¿sabes? Un tipo que fue dos veces campeón defensor de Strikeforce entrando allí y era como si a nadie le importaba.

Tuve que ir a pelear con Vitor cuando todos sabían lo que estaba haciendo en ese entonces. Protegiéndolo y consintiéndolo. ¡El muy hijo de puta estaba exprimido hasta las branquias! Tuve que ser golpeado por él, derribado por él y, además, menospreciado por todos para luego reconstruirme. Pero te diré algo más, soy bueno reconstruyéndome”.

(Luke Rockhold).

Por supuesto, Luke Rockhold no es el primer caso (ni será el último), de un peleador que se marcha del UFC lanzando quejas hacia todos lados. Más allá de eso, cierto enojo del californiano parece justo. El ex campeón de peso mediano no había logrado tener peleas en el último tiempo, tampoco se lo había promocionado de la mejor manera y, en cuanto a los sueldos, todos en general parecen haber quedado desfasados.

Pese a todo, la carrera de Luke merece un amplio reconocimiento que no debería estar empañado por otras cuestiones. El norteamericano fue campeón de las 185 libras en UFC (2015) en Strikeforce (2011) y nos regaló batallas como sus duelos ante Michael Bisping, Lyoto Machida, Chris Weidman, Yoel Romero, Jan Blachowicz y más. Si piensa que no tiene el respeto de Dana debería saber, al menos, que sí tiene el de los espectadores del MMA.

RELACIONADO: VIDEO I LUKE ROCKHOLD Y MICHAEL BISPING, DOS VIEJOS ENEMIGOS LIMAN ASPEREZAS Y ENTRENAN JUNTOS