Miesha Tate explota contra Aspen Ladd y explica cómo la peleadora intento hacer trampa

La ex campeona de peso gallo de UFC, Miesha Tate, no esquivó el bulto cuando fue consultada sobre lo que ocurrió con Aspen Ladd y los problemas con la báscula en UFC Vegas 38.

Recordemos que la norteamericana estaba programada para ese evento y, de hecho, iba a significar su regreso luego de un largo parate por lesión en los ligamentos (desde diciembre de 2019 estuvo inactiva). Sin embargo, Ladd falló en su intento de dar las 135 libras: primero, exhibió 141.5 lbs. y, luego -hasta quitándose la ropa- apenas llegó a las 137 libras.

Nutualmente, la pelea fue cancelada pero la actitud de Ladd fue criticada ya que hasta intentó “engañar” a las autoridades de pesaje (con una maniobra sobre la báscula) y, incluso, trató de culpar a su rival, Chiasson, de “abandonar el duelo”.

Ladd emitió una declaración a través de Twitter el viernes, en la que intentó explicar su extraña situación:

“En este punto siento que soy un disco rayado repitiendo lo mismo. Pero la pelea se acabó. Asumo total y completa responsabilidad por no dar el peso. Está bien documentado que he tenido problemas con la reducción de peso en el pasado, no solo como mujer sino en general. Hay momentos en los que piensas que haces todo bien y luego entran en juego muchas cosas como la madre naturaleza, pero la conclusión es que tienes que prepararte para cualquier cosa. Pensé que lo tenía hecho. Desearía tener el conocimiento y la experiencia de luchadores experimentados para manejar estas cosas: tengo apenas 9-1, 10 peleas en mi carrera profesional y es algo que estoy mejorando. En eso debería ser mejor, pero me comprometo a hacerlo mejor a medida que avance mi carrera. No doy excusas, solo me disculpo con UFC que ha invertido tanto en mí, también pido perdón a los match-makers, a mi oponente, mis fanáticos y seguidores, mi familia, pero sobre todo a mi equipo. Ellos sacrifican tanto por mi. Dieron todo para que hiciéramos un campo de lucha que normalmente dura 3 meses, en este caso 5 meses, y ahora todo se reduce a una libra. Solo puedo decir que me disculpo y tengo que mejorar. No volveré a fallar: no hay otras opciones. Amo este deporte y quiero seguir haciendo lo que amo y ser la mejor. De nuevo lo siento. ¡Estaré mejor!” (la declaración, original, de Aspen Ladd tras cancelarse la pelea).

Como decíamos, la ex campeona Miesha Tate -de ella hablamos- no compró en absoluto sus argumentos y salió a desenmascararla de la siguiente manera:

“Una cosa es perder peso, y otra es intentar engañar a la báscula y usar todas las excusas del manual para no pesar correctamente. Todos te vieron hacer trampa y aun así seguías pesando libras de más. Apuesto a que tenías 139” (Miesha Tate).

Lo de “Cupcake” no quedó solo en aquellas palabras e, incluso, fue más a fondo: tuvo un intercambio con un seguidor en Twitter que le preguntó a Tate, “¿por qué se le permitió omitir la escala digital en la que todos los demás tenían que subir?”.

“Ella quería engañar a la balanza real y sabía que si lo comprobaba de antemano no podría explicar por qué las libras desaparecieron repentinamente cuando se puso detrás de una cortina de la que podía agarrarse” (Miesha Tate).

“Actuaba como si no pudiera levantar ambas manos en el aire sin temblar violentamente (lo que hacía imposible obtener un peso exacto) a pesar de que había estado de pie bien allí antes. Necesitaba sujetar el interior de las barras de la cortina con la esperanza de quitarse kilos” (Miesha Tate)

Incluso Miesha Tate explicó, aún con más detalle, cómo cree ella que Ladd intentó idear su trampa:

“Te garantizo que ella no quería levantar ambas manos porque quería agarrar la estructura de la cortina colocada a su alrededor. Buen intento” (Miesha Tate).

Así fue como Aspen Ladd se presentó ante la balanza:

Al ver la magnitud que tomó el escándalo, la propia Aspen Ladd volvió a referirse al tema y le contestó directamente a Tate: intentó, de alguna manera, cerrar el tema.

“Tú eres una campeona, una pionera en MMA, tengo un gran respeto por ti. La conclusión es que no lo logré. Hay luchas historias similares documentadas. Una libra o diez libras: la conclusión es, simplemente, que no lo hice. No pude tomar el control para rectificar la situación. Pero no me comprometeré con todo lo que ésto ha traído” (Aspen Ladd).

Por último, en las últimas horas también trascendieron mensajes de Jim West, colaborador de Asped Ladd que intentó defender a su compañera de trabajo:

“Miesha Tate la cobarde eres tú. ¿Recuerdas cuando mentiste diciendo que queríamos retrasar una pelea en las 145, y tú dijiste que -en verdad- lo queríamos en 135? (y sabemos con certeza que dijiste además que no querías un oponente tan duro)? Créame, tengo buena información” (Jim West, colaborador de Aspen Ladd).

“¿Hacer trampa? Maldita idiota, ella intentó de todo: con sudores húmedos, pantalones cortos, calcetines, sudores, etc., lo que costaba 4 libras (141) si puedes hacer una resta simple que equivale a 137. ¿Engañar a quién? Por favor, explica entonces cómo se produjo esa maldita magia” (Jim West, colaborador de Aspen Ladd).

“Por favor, no es fácil quedarse quieto, con las manos en el aire mientras estás deshidratado, mareado y con náuseas: todo eso, mientras tratas de sostenerte porque estás sangrando. Es mejor que esperes no tener que luchar nunca contra Aspen. Cobarde” (Jim West, colaborador de Aspen Ladd)

¿Y tú, qué opinas de las palabras de Miesha Tate? ¿Crees, realmente, que Aspen Ladd intentó hacer trampa con el peso de forma deliberada en UFC Vegas 38? Responde en nuestras redes.

Categorías
UFCTrending

RELACIONADO POR

Translate »