SHARE

El peso semicompleto de UFC Corey Anderson ha revelado un terrible susto de salud que le ocurrió después de su última pelea, la cual fue una derrota por nocaut ante Jan Blachowicz en febrero.

Corey compartió en su página de Facebook un reporte sobre la situación de su salud acompañado de unas fotos que sacudieron las redes sociales.

Its been a long road back.. BUT never the less we are back!….Feb 21st following my last fight I blacked out and…

Posted by Corey Anderson on Monday, July 27, 2020

“Ha sido un largo camino de regreso, pero estamos de regreso. El 21 de febrero, después de mi última pelea me desmayé aplastando mi cara contra un camino de grava luego de haber pasado horas explorando terrenos. Terminé en la sala de emergencias por 5 días. Me hicieron numerosas pruebas y análisis de sangre para averiguar qué había pasado. Todos los doctores a excepción de uno dijeron que era una conmoción combinado con falta de agua y comida después de haber estado caminando por el bosque por horas. Un doctor me dijo que había sido mi corazón, que mi corazón había dejado de latir y que eso podría volver a pasarme en mi siguiente pelea.”

“De inmediato. la cara de mi esposa cambió y también mis emociones. Me enojé con el doctor porque por dentro estaba asustado. Hice varias visitas al hospital de la Universidad de Nueva York y me reuní con diferentes especialistas para hacer más pruebas y un par de procedimientos dolorosos para descubrir más evidencia sobre lo que ese doctor decía sobre mi corazón. Él puso un alto completo a mi carrera como peleador hasta que se determinara que mi corazón estaba apto para seguir compitiendo.El pasado lunes por la noche salí del hospital por última vez después de mi último procedimiento con el alta médica en la mano y el doctor diciéndome ‘Felicidades señor Anderson ya lo puedo dejar regresar a golpear gente.'”

La siguiente parte de las declaraciones de Corey es lo que podría causar controversia ya que da a entender que UFC y la comisión que supervisó su pelea fueron negligentes en su caso.

“Después de mi última pelea la comisión y los doctores no hicieron el chequeo apropiado después de una pelea y regresé a vivir mi vida normal y pagué un precio caro por eso. Este remolino de 5 meses me ha puesto muchas cosas en perspectiva como peleador veterano que solía simplemente salir a pelear sin preocuparme por descansar y por mi salud mental siempre y cuando pudiera pelear. Ahora Les recomiendo a ustedes peleadores que cuiden su salud si recibieron algunos golpes fuertes a la cabeza en la pelea o en el entrenamiento y tomen el tiempo necesario para recuperarse. Peleen inteligente, entrenen inteligente, pero recupérense y descansen con más inteligencia aún. Usen su cabeza mientras aún tienen cerebro para hacerlo.”

Corey Anderson enfrentó a Jan Blachowicz en el evento principal de UFC Rio Rancho. Dicha cartelera fue sancionada por la comisión atlética de Nuevo México. Hasta el momento la comisión no ha emitido ninguna declaración en torno a la salud de Anderson ni a la acusación de que no se le evaluó adecuadamente después de su derrota por nocaut.

 

NO COMMENTS