SHARE

Darren Till se prepara para enfrentar a Robert Whittaker el próximo 25 de julio y espera que el australiano llegue en su peor versión posible.

Originalmente iban a protagonizar el evento de UFC en Dublín. Sin embargo la pandemia forzó su cancelación y el duelo fue reprogramado para el 25 de julio en Fight Island. Desde entonces, Till y Whittaker han cruzado palabras cotidianamente en redes sociales, incluso sugiriendo pelear en peso pactado para poder seguir comiendo y bebiendo. Darren admite que no sabe qué versión de Whittaker esperar el día de la pelea.

“Estoy esperando o al increíble Rob, o al Rob que ya no cree mucho en sí mismo. Me estoy preparando para uno o el otro. Obviamente la mayoría de peleadores diría que quiere al mejor Rob. Yo no, yo quiero al peor Rob, que me lo ponga fácil. No sé qué Rob esperar, llevamos un buen tiempo cruzando palabras, ha sido realmente divertido. Así que el Rob que venga, me quedan seis semanas para pelear cinco rounds.”

La pelea será la primera para Whittaker tras perder el título por la vía del KO ante Israel Adesanya. Muchos han dicho que mentalmente Robert no se presentó ese día, algo que Till espera que vuelva a suceder.

“Diablos, la verdad deseo que no se aparezca en la pelea. Que sea una victoria fácil, dinero fácil para mí.”

Por su parte Till viene de superar a Kelvin Gastelum por decisión en lo que fue su debut en peso medio. El ganador entre Till y Whittaker podría quedarse a un paso de disputar el título ante el ganador entre Adesanya y Costa, pelea que se espera se lleve a cabo más tarde este mismo año.

Relacionado: Till lleva el ‘trash talk’ a otro nivel creando un sitio de internet 

NO COMMENTS