SHARE

El pasado sábado en la pelea estelar de UFC Norfolk, Deiveson Figueiredo noqueó a Joseph Benavidez, sin embargo por no haber podido dar el peso de campeonato, no se coronó como campeón mosca de UFC y el cinturón permanece vacante.

Aunque UFC no se ha pronunciado oficialmente, el representante de Figueiredo afirmó que la empresa quiere hacer una revancha inmediata ante Joseph Benavidez.

“Benavidez fue un guerrero por aceptar pelear con él aunque estuviera con un kilo de sobrepeso y se merece una revancha. Nos agrada el tipo, pero en la semana de la pelea es una guerra. Como UFC no está satisfecho y quiere otra pelea, la guerra continúa.”

Figueiredo, nunca había tenido problemas para dar el peso en su carrera en UFC, desafortunadamente tuvo complicaciones durante su corte de peso en Norfolk. Su equipo asegura que había bajado hasta 125.9 libras antes de que le dijeran que se rehidratara y aseguran que no volverá a haber problemas.

Según el equipo del brasileño, ahora todo depende de si Benavidez acepta la pelea y la fecha en la que diga que podría estar listo.

“Nosotros sólo queremos saber cuándo Benavidez quiere pelear. Pero por favor, no te demores mucho. Nosotros sugerimos que fuera en la misma cartelera de julio en la que Paulo Costa enfrentará al ganador de Adesanya y Romero.”

Habrá que esperar la decisión de Benavidez, pero tal parece que la revancha podría ocurrir en UFC 252 al cierre de International Fight Week.

NO COMMENTS