SHARE

Jairzinho Rozenstruik cerró de gran manera el 2019 consiguiendo un lugar entre la élite de la división de peso completo de UFC. Rozenstruik ganó sus cuatro peleas del año finalizando a Junior Albini, Allen Crowder, Andrei Arlovski y Alistair Overeem.

Ahora, Jairzinho intentará iniciar el 2020 sumando la que sería la victoria más importante de su carrera hasta el momento. Rozenstruik enfrentará a Francis Ngannou el 28 de marzo en Columbus, Ohio.

“Básicamente lo que he escuchado que dice la gente es que se supone que yo reciba una oportunidad por el título, y creo que Ngannou también está arriesgando su posición para eso. Así que voy a vencerlo, tomar su lugar, y voy a ir por el campeonato.”

Se dice fácil, pero conseguirlo quizás no lo sea tanto. Después de todo, Ngannou solo tiene dos derrotas en su carrera, una ante el actual campeón Stipe Miocic y la otra ante Derrick Lewis, ambas por la vía de la decisión.

“Yo he peleado con muchos tipos fuertes antes -tipos grandes y atemorizantes- y yo solía noquearlos. Esto no será nada diferente. Lo único que sé es que estamos trabajando y vamos a hacer el trabajo. A eso es a lo que vamos.”

Rozenstruik respeta el palmarés de Ngannou, pero está convencido de tener lo necesario para propinarle su primera derrota por KO.

“No creo que él sea el mejor golpeador que vaya a enfrentar, pero él es reto más grande. Creemos que vamos a noquearlo. Es una pelea. Va a ser un ida y vuelta, quién conecta primero, quién puede aguantar un golpe, quién no puede. Vamos a ver el 28 de marzo.”

Relacionado: Francis Ngannou habla sobre la suerte de Jairzinho Rozenstruik

NO COMMENTS