SHARE

Jorge Masvidal admite que su corte de peso para la pelea titular con corto aviso en UFC 251 ante Kamaru Usman fue una experiencia demandante.

Se esperaba que Usman originalmente enfrentara a Gilbert Burns en la pelea estelar de UFC 251. Sin embargo cuando el brasileño quedó fuera del evento tras dar positivo por COVID-19 a solo seis días de la pelea, Jorge Masvidal negoció con UFC y tomó el lugar de Burns.

Lo siguiente en la agenda sería bajar 20 libras para llegar al límite de las 170 para una pelea por el título welter. Tras dar el peso requerido este viernes en Abu Dabi, Jorge habló brevemente para los medios sobre su proceso.

“Veinte libras en seis días. Eso es todo lo que voy a decir. Fue duro. Pero lo hice. Yo hago la mierda.”

Pese al brutal corte, Masvidal dice nunca haber tenido dudas para aceptar la pelea. Ya rehidratado, lo único que falta es esperar y Jorge se dice emocionado.

“El oponente enfrente de mí es muy domable, así que nunca pensé en eso. Me dolió inicialmente durante el corte de peso, pero ahora todo está detrás de mí. Ya di el peso, ya tengo líquidos en mí, muy pronto será simplemente la hora de la fiesta.”

Masvidal entrará a la pelea con Usman como el no favorito, pero atravesando un gran momento y contando con el apoyo de los fans.

Relacionado: Kamaru Usman asegura no estarse tomando a la ligera el duelo ante Jorge Masvidal

NO COMMENTS