SHARE

Kamaru Usman tiene una racha de victorias dentro de UFC y es actualmente el campeón de peso welter. Sin embargo apenas el año pasado estuvo a punto de retirarse, por increíble que parezca. Usman asegura haberse sentirse frustrado por no poder conseguir oponentes.

“Honestamente pensé en retirarme. Hubo momentos en los que no podía conseguir una pelea. No podía conseguir rivales porque nadie quería arriesgarse a enfrentarme. Tipos en el top 10, top 15 que veían un gran tiburón circulando en las aguas para devorarlos. Nadie me quería dejar entrar a la fiesta.”

Kamaru finalmente logró un puesto en la clasificación, pero eso no resolvió sus problemas.

“Todos tenían una excusa diferente, ‘necesita ganarle a alguien en el top 10.’ O, ‘no es un buen peleador, es aburrido.’ Incluso cuando conseguí un lugar en la clasificación, era una monserga conseguir que pelearan. Todos sabían lo que iba a pasar, los iba a dominar a todos hasta eventualmente ser el campeón welter, y es ahí donde estamos ahora.”

Kamaru revela que fue a mediados del 2018 cuando sintió que tal vez era momento de dejar el deporte y encontrar otra cosa qué hacer con su vida.

“Estuve muy cerca. Antes de que me dieran la pelea con Santiago Ponzinibbio, que al final no peleó, estuve muy cerca del retiro. Llevaba como cinco, no, más bien seis o siete meses de intentar conseguir que alguien peleara conmigo. La organización me seguía diciendo, ‘ese tipo la rechazó, aquel tipo también la rechazó.’ Llegué a pensar que no tenía sentido seguir.”

Según Usman, uno de los hombres que repetidamente se negó a enfrentarlo fue precisamente Colby Covington, su rival este sábado en UFC 245.

“Y parte de eso se debía al oponente que ahora voy a enfrentar. Me habían ofrecido la pelea con él varias veces, cuatro para ser exactos, y él las rechazó todas. Eso fue parte de lo que contribuyó a mi frustración en ese momento. Llegué a pensar que simplemente debería retirarme.”

NO COMMENTS