SHARE

Al término del paso de UFC por Fight Island, hay un nombre que destaca sobre los demás: Khamzat Chimaev.

El sueco pasó de ser prácticamente un desconocido para los fanáticos promedio, a ser considerado como el próximo Khabib Nurmagomedov.

Durante la entrevista posterior a su segunda victoria dentro de UFC en apenas 10 días, Chimaev expresaba su deseo de ser un ejemplo a seguir a medida que gane popularidad. El sueco afirmaba que en caso de ganar un bono (lo cual sí logró), quería ayudar a la gente con el dinero.

“Lo usaría para ayudar a alguien. No hago esto solo por mí, lo hago por todos a los que puedo ayudar. No quiero ser como Mayweather, como McGregor, y ser uno de los tipos que presumen su dinero, presumen sus autos y cosas así. Yo quiero ayudar a la gente.”

Chimaev venció a John Phillips en peso medio el 15 de julio. Diez días después venció a Rhys McKee en peso welter para establecer un nuevo récord de tiempo más corto entre peleas en la era moderna.

Por si fuera poco, Chimaev le ha pedido a Dana White concederle un lugar en UFC 252, que se celebra este 15 de agosto. A Dana le encantan los peleadores que salen a la jaula decididos a hacerse un nombre, y eso es justamente lo que Khamzat hizo durante su estadía en Fight Island. No deberá ser sorpresa si lo vemos entrar al octágono de nuevo en un par de semanas.

 

NO COMMENTS