SHARE

A mediados de julio, el gobernador de California, Gavin Newsom, ordenó un segundo cierre de bares, restaurantes y otros negocios no esenciales debido a un aumento en los casos de COVID-19. Pero el jueves, la Comisión Atlética del Estado de California dio su visto bueno para que se reanuden los eventos de boxeo y MMA.

Associated Press informó por primera vez la noticia (a través de ESPN).

Según el mandato del CSAC (Comisión Atlética del Estado de California), todos los participantes, incluidos los funcionarios, deben estar en una “burbuja de cuarentena” durante cada evento. Los eventos serán a puerta cerrada.

El presidente de la comisión, John Carvelli, aseguró que están siguiendo los protocolos necesarios para garantizar la seguridad de todos.

“Esta es una tremenda estrategia de seguridad y mitigación”, dijo Carvelli en un comunicado oficial el miércoles (a través de Boxingscene.com). “CSAC ha desarrollado tácticas a través de esta regulación que se centran en la prevención, las pruebas y, en el caso de una prueba COVID-19 positiva, el aislamiento. CSAC está haciendo todo lo posible para garantizar que la probabilidad de contagios sea mínima o nula “.

El último evento de MMA que tuvo lugar en el estado ocurrió el 7 de marzo con el “Best in the West” de Gladiator Challenge. En cuanto al boxeo, Golden Boy Promotions celebró su primera cartelera de peleas el viernes por la noche en Fantasy Springs Resort and Casino en Indio. Transmitido por DAZN, el evento fue encabezado por Vergil Ortiz Jr. y Samuel Vargas.a

NO COMMENTS