SHARE

Nota por: Diego Alemán

Después de presenciar el UFC 204 –que para algunos estuvo envuelto en polémica, lo único que quedó claro fue la grandeza de Dan Henderson quien a sus 46 años acarició el único título que no pudo conseguir y dio una pelea que seguro se convertirá en un clásico en años próximos.

Aunque muchos lo vieron vencer a Michael Bisping, los jueces no lo consideraron así. Lo cierto es que se ganó la admiración y respeto de millones después de haberse entregado de tal forma en el octágono.

Y ese es solo un logro de una de las carreras más prolíficas de las artes marciales mixtas donde además de ser campeón en múltiples organizaciones se convirtió en un favorito de los aficionados y dio batallas épicas ante grandes rivales. Es por esto que en las siguientes líneas vamos a recordar algunos de los logros del popular “Hendo”.

Desde muy joven mostró cualidades para la lucha, lo que lo llevó a competir y ganar diferentes competiciones de lucha greco-romana desde los 14 años. El talento con el que contaba y los años de experiencia lo llevaron a 2 juegos olímpicos, siendo estos Barcelona ’92 y Atlanta ’96  para que en el año de 1997 debutara en MMA con una sólida base de lucha lo que hacía que sus peleas se basaran en los derribos y control del rival, estrategia que cambiaría en los próximos años al convertirse en uno de los strikers más potentes del deporte.

Fue el 15 de Mayo de 1998 cuando ganó el torneo de peso medio de UFC venciendo en la final a Carlos Newton. Más adelante en el 2000, sufriría su primera derrota ante el legendario Wanderlei Silva, con quien volvería a enfrentarse años más tarde.

Después de haber evolucionado con base en entrenamiento y esfuerzo, logró destacar en PRIDE, la organización más importante de aquellos días, lo que lo llevó a ganar el Grand Prix de peso wélter en el 2005 imponiéndose ante  Murilo Bustamante en la ronda final.

Tuvieron que pasar más de 6 años para que pudiera vengar su primera derrota ante Wanderlei Silva, la revancha era por el campeonato de peso medio de PRIDE lo que hizo aún más importante su victoria. Pasó un corto periodo dentro de UFC, donde consiguió un KO de escándalo ante Michael Bisping en el UFC 100, para después ir a Strikeforce y arrebatarle el título de peso semi completo a Rafael Cavalcante por la vía del TKO. En la pelea siguiente venció a uno de los más grandes peleadores que han existido, Fedor Emelianenko para así volver a UFC y enfrentar a Mauricio “Shogun” Rua en una guerra de 5 asaltos donde al final se llevó la decisión de los jueces.

En junio de este año noqueó de manera espectacular a Hector Lombard en lo que se vislumbraba como el final de una carrera envidiable con todo lo que un peleador pudiera desear e incluso más. Pero para sorpresa de muchos su pelea de despedida sería por el título, donde la demostración que dio es algo que los fans del deporte jamás sacarán de sus memorias y una actuación digna de un futuro integrante del Salón de la Fama.

Henderson peleó con 11 campeones o excampeones del UFC y su carrera duró 7055 días. Logró acumular 16 victorias por KO/TKO y consiguió 4 bonos por pelea de la noche. Termino con récord de 32-15.

Quienes lo vimos pelear nos sentimos afortunados de presenciar las batallas que brindaba cada que entraba a la jaula, y seguro nos quedará en la memoria más de una de sus H-Bombs con las que paralizaba a sus rivales.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY