SHARE

La ex campeona paja de UFC Rose Namajunas asegura sentirse plena nuevamente. Su amor por las MMA ha vuelto y confía en que eso la devolverá al camino de la victoria.

Luego de más de un año fuera del octágono tras su derrota ante Jessica Andrade, Namajunas se declara lista tras haber dejado atrás el cansancio mental y el duelo por la pérdida de un par de familiares al inicio de la pandemia del COVID-19.

La esperada revancha está a la vuelta de la esquina, UFC 251 será testigo del segundo duelo entre Rose y Jessica, donde Namajunas tendrá la oportunidad de cobrar venganza. Lo más frustrante para Rose fue haber perdido una pelea en la que se había visto muy superior en el striking durante el primer asalto.

“Mi striking se sintió muy bien, pero creo que solo basándome en cómo me sentí, creo que mi mejor versión fue cuando peleé con Joanna la primera vez. Basado en mi entrenamiento y en mi mentalidad y en todo lo que me ha llevado hasta aquí, esta tiene potencial para ser mi mejor actuación hasta ahora. Mis habilidades, capacidades, y el control sobre mí misma ha sido el mejor de la historia en este campamento. Así que estoy ansiosa por pelear.”

Namajunas admite que inicialmente le atraía la idea de cobrar venganza sobre Andrade, pero eventualmente dejó atrás esa derrota.

“No me importa pelear con ella, con Weili, con Tatiana. Obviamente sí quiero vencer a Andrade y corregir ese error, pero honestamente ya lo puse en el pasado. En algún momento pensaba en eso, pero ahora es solo una pelea para mí.”

Relacionado: Rose Namajunas explica porqué rechazó la pelea con Weili Zhang

NO COMMENTS