SHARE

El peso semi completo de UFC Sam Alvey se siente mal por todas las personas afectadas por el coronavirus, pero asegura que ha habido una enorme exageración sobre la pandemia.

Alvey estaba programado para enfrentar a Khalil Rountree en una de las carteleras que fue cancelada debido al brote de coronavirus en Estados Unidos. El peleador lamentó la decisión que le ha impedido continuar con su trabajo.

“Estoy muy decepcionado. Estaba seguro que mi pelea iba a suceder. Esto es una enorme exageración. Las muertes son terribles y lo lamento mucho por las familias que han sufrido eso. Pero la neumonía o simplemente la temporada común de gripe ha matado a más de 20,000 personas y la gente no se preocupa por eso.”

Con la cancelación de su pelea sólo una semana antes de que ocurriera. Alvey no sabe cuándo recibirá compensación por parte de UFC o si no cobrará hasta que se lleve a cabo la pelea.

“Estoy seguro que Mick Maynard, Sean Shelby, Dana White y todos en WME están trabajando noche y día para hacer lo justo con los peleadores, porque siempre lo han hecho, siempre nos han cuidado. Al menos yo siempre lo he sentido así.”

Además de expresar su confianza en un UFC, Alvey también admitió los efectos que la pandemia tendrá en su vida familiar.

“No voy a mentir, mi familia y yo estamos teniendo que apretar nuestros cinturones un poco. Yo peleé en julio y se suponía que peleara en noviembre, pero me rompí la mano. Entonces lo que iba a ser dinero para impuestos, ahora es dinero para vivir y vamos a tener que hacer un presupuesto responsable y tomar decisiones inteligentes sobre cómo gastar nuestro dinero. Pero estoy seguro que es igual para todo el staff de UFC y de todas las demás empresas que no pueden abrir.”

Relacionado: Dana White afirma que UFC no ha despedido a nadie

NO COMMENTS