No aguantaron el “Hype” I 10 promesas de UFC que no estuvieron a la altura de las expectativas

Acompañar las expectativas del público o la prensa, puede ser un camino riesgoso para cualquier deportista: y, mucho más aún, cuando los protagonistas se dejan llevar por esa emoción.

En las MMA, por ejemplo, hay un gran número de figuras que han comenzado de forma demoledora y que, sin embargo, se han ido desinflando con el paso del tiempo: el ejemplo más reciente, es el de Johnny Walker. El contendiente de peso pesado se proyectaba como uno de los “nombres del futuro” de las 250 libras de UFC pero, lamentablemente, ha sufrido una serie de derrotas (la más fresca, ante Jamahal Hill en UFC Vegas 48, tras sufrir un KO demoledor) que han puesto su carrera en jaque: ya son cuatro caídas en sus cinco presentaciones más cercanas.

RELACIONADO: UFC I CINCO PELEADORES FUERA DEL TOP 5 QUE PODRÍAN TENER UNA OPORTUNIDAD POR EL TÍTULO

Desde El Rocktagono te presentamos un repaso con diez nombres que “no pudieron estar a la altura” de las expectativas y el “hype” que generaron…

1.- Johnny Walker (vs. Corey Anderson).

Como decíamos, el caso más reciente. Pasó de ser una estrella del DWCS que asomaba como el gran proyecto de campeón del peso pesado, a consolidar cuatro derrotas en cinco peleas. Para muchos, todo comenzó a desmadrarse cuando el brasileño se lesionó la clavícula al festejar una victoria haciendo el “gusanito”. Lo cierto es que, luego de eso, sus peleas fueron decepcionantes. Especialmente, su caída ante Corey Anderson que le quitó confianza en UFC 244. Ojo: es joven, apenas tiene 29 años y puede mejorar su récord (18-7 como profesional).

2.- Héctor Lombard (vs. Tim Boetsch).

Otro que prometía mucho: Héctor Lombard no solo fue un gran profesional de MMA y campeón de AFC, sino atleta olímpico en judo. Su mala racha en UFC lo hizo alejarse hacia BFKC, pero en el mundo de las peleas sin guantes, tampoco logró consolidarse. Su derrota en UFC 149 ante Tim Boetsch sería el principio del fin. Hoy, como decíamos, apenas “pulula” en BKC y cayó en su pelea más reciente ante Lorenzo Hunt.

3.- Sage Northcutt (vs. Bryan Barberena).

Bonito, atlético, carismático. ¿Qué podía salir mal para el rubio Sage Northcutt? Bueno: muchas cosas. El norteamericano pintaba para estrella de UFC pero una derrota ante Bryan Barberena lo marcó tanto que no volvió a ser el mismo. Incluso aunque se mudó a Bellator y, más tarde a ONE, no consiguió volver a hacerle honor a su fama inicial. Actualmente, el peleador de peso wélter ha sufrido muchas lesiones: tanto así que solo peleó una vez desde 2019 (derrota ante Cosmo Alexandre en ONE).

4.- Uriah Hall (vs. Kelvin Gastelum).

Lo de Uriah Hall siempre ha sido extraño: él mismo reconoció que muchos de sus problemas, y sus derrotas, vienen por razones psicológicas y admitió sus “bajones”. Se estrenó con un KO “de medio” en TUF de 2013, pero luego perdería el rumbo. Su caída ante Kelvin Gastelum lo destruiría anímicamente: luego de esa, vinieron siete más (en total). Es cierto que su récord sigue siendo positivo, con 17-10, pero su irregularidad sorprende.

5.- Alexander Hernández (vs. Donald Cerrone).

“The Great Ape” aún debe tener marcada en el calendario la fecha del 19 de enero de 2019: perdió ante Cerrone y, desde allí, todo se desmoronó para el atleta del peso ligero de UFC. Pintaba para “crack” pero apenas logró 3 victorias y 3 derrotas desde la mala experiencia con el “Cowboy”. A sus 29 años todavía tiene tiempo para resurgir pero… necesita mejorar su nivel: su última performance ante Renato Carneiro dejó mucho que desear.

6.- Ben Askren (vs. Jorge Masvidal).

¿Qué decir de Ben Askren? Su carrera venía en ascenso y lucía hiper-prometedora, pero un rodillazo de Jorge Masvidal le cambió la vida (realmente). El experto en lucha, estaba en el deporte con un récord sólido de 19-0 hasta que el cubano logró noquearlo en lo que fue “el KO más rápido en la historia de la compañía” (cinco segundos). A partir de ese día, la debacle: volvió a perder con Demian Maia en 2019 y se retiró. Con decir que hasta Jake Paul se burló de él y lo puso a dormir. De locos.

7.- Paige VanZant (vs. Rose Namajunas).

Ok: siendo realistas, lo de VanZant nunca fue una “gran carrera” pero su impactó mediático y belleza lograron encandilar a muchos. Estaba afianzada en el peso mosca de UFC hasta que una repentina derrota contra Rose Namajunas la desacomodó. Con tres caídas en sus siguientes cinco peleas, decidió marcharse a BKFC donde también perdió sus dos encuentros. Es cierto que sigue siendo una modelo e influencer reconocida pero…a nivel deportivo, no cumplió las expectativas.

8.- Maycee Barber (vs. Roxanne Moddaferi).

Sabemos que Roxanne Moddaferi es una peleadora dura, pero la clase de “daño” psicológico que logró inocular en Maycee Barber sorprendió a varios. Barber llegaba con el apodo “The Future” e invicta en el deporte y, tras su derrota ante Rox, terminó mirando más “al pasado” que otra cosa. Como si fuera poco, luego vino Alexa Grasso para vencerla de nuevo y terminar de golpearla. De todos modos, Barber es otro de los ejemplos de que no está todo dicho: con 23 años, tiene tiempo y tela en el carretel de sobra para dar vuelta “la tortilla”. Su récord aún asusta: 9-2. Aún puede encausar su “hype”.

9.- Giga Chikadze (vs. Calvin Kattar).

El georgiano venía tan suelto de cuerpo que, ante una pelea dura como la de Calvin Kattar, se quejó de UFC porque… ¡no le daban a Volkanovski por el título! (tras la lesión de Max Holloway). En las semanas previas, incluso afirmó que quería vencer rápido a Kattar para hacer un “2×1”. Bueno: pasó todo lo contrario. Calvin le quitó el invicto y le dio una clase magistral de que las peleas nunca se juegan por adelantado. Ahora, a remar desde abajo otra vez…

10.- Amanda Ribas (vs. Marina Rodríguez).

La brasileña suponía el papel, como tantas otras, de la “niña mimada” de UFC: parecía intocable y con destino de campeona privilegiada. Eso… hasta que le pusieron a Marina Rodríguez enfrente: en UFC 257 su experimentada compatriota la liquidó con un gran TKO en el segundo asalto y le dio un “baño de humildad”. Tal vez sea por el bien de ella: a veces una derrota a tiempo, ayuda a “recalcular” el GPS. Y Ribas (con 28 años y 11 victorias como profesional) tiene todo para hacerlo.

RELACIONADO: LAS CINCO TRANSFORMACIONES FÍSICAS MÁS IMPRESIONANTES DE CONOR MCGREGOR EN SU CARRERA

¿Y tú, qué piensas de estos peleadores que no supieron aguantar el “hype” y terminaron padeciendo derrotas inoportunas? Responde en nuestras redes y cuéntanos quiénes crees que pueden retomar la senda ganadora y quienes deberán correr de más atrás.

Categorías
OriginalesTrending

RELACIONADO POR

Translate »