Tres posibles rivales para Conor McGregor, en caso de cancelarse su pelea contra Dustin Poirier

No es ninguna novedad que el cierre de la trilogía entre Conor McGregor (22-5) y Dustin Poirier (27-6), pactado para el sábado 10 de julio (UFC 264) corre serios riesgos de ser cancelado. El “donation-gate” estalló con todo, tanto así que la relación entre los peleadores no parece ser la misma de antes.

RELACIONADO: MCGREGOR Y UNA ARRIESGADA PREDICCIÓN DEL DUELO ANTE POIRIER

Para los despistados: ambos se cruzaron, por ciertas dilaciones y malentendidos en torno al dinero que McGregor iba a donar a la fundación Poirier (el irlandés acusó a Dustin de no ser claro con el destino que iba a recibir el efectivo; y el norteamericano lo acusó de no contestarle el teléfono).

Así “despedía” McGregor su tercera pelea ante Poirier:

https://twitter.com/TheNotoriousMMA/status/1381624066105344000

“(…) La pelea está cancelada. Voy a pelear con alguien más el día 10. Buena suerte con tu antiguo contrato”, escribió McGregor, entre otros insultos.

Pero, claro, pese a todo la vida continúa: y más aún, si te llamas “Conor McGregor”. Por eso, mientras se soluciona (o no) el inconveniente entre The Notorious y The Diamond, ya van apareciendo “candidatos” para tomar la posta en el caso de que el cierre de la trilogía no tenga un desenlace feliz.

En El Rocktagono te presentamos tres “relevos” que podrían saltar al octágono contra Conor McGregor, si Dustin Poirier se baja (o “lo bajan”) de UFC 264…

1.- Michael Chandler

El ex campeón de peso ligero de Bellator, fue uno de los primeros en “levantar la mano” para enfrentar a McGregor. Es cierto, obviamente, que tiene un importantísimo compromiso contra Charles Oliveira, por el cinturón de peso ligero: ¡pero todos saben, sin embargo, que del otro lado está la gallina de los huevos de oro: Conor McGregor! Como decíamos, Chandler confesó sus ganas de participar, incluso, en ambos eventos: pelear contra el brasileño por el título en UFC 262 (15 de mayo) y también tomar el lugar de Poirier para enfrentar a la estrella de Dublín en UFC 264 (10 de julio).

El mensaje de Chandler: quiere hacer un “2×1”.

2.- Nate Díaz

Este es el problema de cambiar de pareja de baile a último momento: ¡las demás ya están todas ocupadas! Y es que, al igual que con Michael Chandler, también Nate Díaz tiene una pelea importante programada: se va a enfrentar al británico Leon Edwards en UFC 262 (sí, misma noche que Chandler-Oliveira), el próximo 15 de mayo. Sin embargo, el tema se repite: el chico malo de Stockton no querría dejar pasar, por nada del mundo, la chance de cerrar su propia trilogía con el irlandés. Nate está en forma, disponible y con ganas de brindar show. ¿Por qué no?.

¿Se vendrá un “aviso de urgencia”?  Nate Díaz tiene fecha fijada para enfrentar a Leon Edwards el 15/05 pero…

3.- Justin Gaethje

Qué loco sería el universo de las MMA, si el único peleador del peso ligero que hasta ahora no tenía rival…¡de repente, se encuentra con la chance de pelear con Conor McGregor! Ese sí sería un motivo para “red pantys night”. Como decíamos, el ex campeón interino de peso ligero, que viene de perder contra Khabib en UFC 254 y parecía estar un tanto relegado, podría ser el gran beneficiado de la rabieta McGregor-Poirier. A su favor: la pelea luce gloriosa. Gaethje siempre brinda espectáculo, se presta para el intercambio de golpes y, aunque es experto en lucha, prefiere ir al “palo por palo”. McGregor, claramente disfruta esa clase de combates. La cosa tiene sentido.

Gaethje: libre “soltero y en busca”.

“No puedo esperar para hacer BOOM, de nuevo, a una multitud de maníacos” (Justin Gaethje)

RELACIONADO: MCGREGOR PROPONE A UFC CREAR SU PROPIO CINTURÓN

¿Y a ti, cuál de estos tres rivales te convence más? ¿Tienes algún otro? Háznoslo saber en nuestras redes sociales.