Resumen y resultados UFC Vegas 24: Robert Whittaker vence a Gastelum y va por Adesanya

Dicen que “no hay gran triunfo, sin un gran esfuerzo“: y eso es lo que debe haber sentido Robert Whittaker luego de su victoria ante Kelvin Gastelum (decisión unánime) en la calurosa noche de Las Vegas (UFC Vegas 24). El ex campeón de peso mediano, logró imponerse con claridad en una pelea que fue una batalla: principalmente, por la capacidad de resistencia que tuvo su rival de raíces latinas.

En efecto, parece que noquear a Gastelum es un imposible. Pero Whittaker (ahora 23-5), inteligente, hizo todo lo necesario para que “la frutilla del postre” fuera lo de menos: pese a no finalizar a su rival, completó una performance increíble y supo cocinar a su oponente a fuego lento pero intenso.

El neozelandés ahora quiere coronar su objetivo tan deseado y, a la vez, demorado: la revancha por el cinturón de peso mediano ante Israel Adesanya (el nigeriano lo derrotó en UFC 243 y le quitó el título).

Adesanya estuvo atento a la actuación de Whittaker:

“Buen trabajo, hijo mío”

Gastelum (ahora 16-7), por su parte, demostró que es un peleador “in extremis”: cuanto más duro el rival, más crece su rendimiento (incluso aunque le haya faltado para llevarse la victoria a casa).

RELACIONADO: ASÍ IMAGINA UNA REVANCHA CON ADESANYA ROBERT WHITTAKER

Así fue el triunfo de Robert Whittaker ante Kelvin Gastelum: ¡ambos fueron a la guerra!

¡Más intercambios!

La justa decisión de los jueces: el triunfo viaja para Nueva Zelanda.

Peleas principales:

En el evento coestelar de la noche (peso pesado), el veterano Andrei Arlovski volvió a dejar en claro que “viejo es el viento y aún golpea”: a sus 42 años, el “Pitbull” logró tirarle toda su experiencia encima a Chase Sherman y se quedó con su laurel número 31 en las MMA gracias a la decisión de los jueces (precisamente el 31, es el número de “los maestros ascendidos” en la quiniela). El bielorruso es un histórico de la compañía y lo sigue demostrando: debutó en UFC 28 (¡qué número pequeñito!) allá por el año 2000 y, actualmente, cuando la compañía ya pisa el 261 (será la semana próxima con Usman-Burns), él todavía se sigue ganando la vida. Aplausos para la leyenda: Andrei Arlovsi.

“La mamba” australiana, Jacon Malkoun superó por decisión unánime a Abdul Razak Alhassan y llegó, así, a su primer triunfo en la compañía. Malkoun venía de competir en Brace, WW y EMMA y su estreno en UFC, en octubre del año pasado contra Phil Hawes, no había sido fructífero. Ahora, en cambio, sí pudo sumar su quinta conquista en el deporte. Lo de Alhassan (10-4) es preocupante: cayó en sus tres presentaciones más recientes. De esta manera, ingresa en “la maldición de la cuarta derrota”: sabemos lo que significa eso en UFC…

Tracy Cortez, contendiente de peso mosca oriunda de Irapuato, confirmó que lo suyo ya no es una promesa sino una realidad: se impuso contra Justine Kish por decisión dividida (la pelea fue pareja) y logró, así, su novena victoria consecutiva: la tercera desde que llegó a UFC. Aquel “boleto” obtenido en el DWCS de 2019 está siendo aprovechado al máximo por la iraputense. Gana y sube…

*La pelea Cortez-Kish, pactada inicialmente en las preliminares, finalmente pasó a un rango “superior” debido a la suspensión del encuentro Stephens-Klose (Klose registró una lesión de última hora y, lo curioso, fue que…¡se produjo por el empujón de su rival en el pesaje de ayer!).

El excéntrico guerrero ítalo-americano de la división de peso ligero, hablamos de Luis “Violent Bob Ross” Pena (9-3) se adjudicó un ajustado triunfo frente a Alex Muñoz (6-2). La pelea fue pareja, con ambos mostrando buena iniciativa: Pena acertó más aunque, en varios pasajes de la pelea, pecó de “sobrar” las situaciones. Pese a todo se quedó con el oro por decisión dividida y continúa siendo uno de los grandes talentos a tener en cuenta. Sobre su rival: fue la segunda derrota en hilera para el discípulo del mítico Urijah Faber. Realidades diferentes.

Peleas preliminares:

La pelea por la división de peso pesado entre el español (ganador de TUF) Juan Espino y el moldavo, invicto en MMA, Alexander Romanov era la gran “joya” de las preliminares: y cumplió las expectativas…al menos, hasta el último asalto. En efecto, tras dos rounds iniciales muy parejos y de alta competencia, en el instante final de la pelea Espino golpeó -aparentemente sin intención- en la zona baja a su rival que no pudo contiuar. Los jueces, estando el choque tan cerca del final, decidieron dar como ganador a Romanov (decisión técnica / dividida). Mala suerte para “el Guapo” que se marchó, entero, pero desilusionado. Ojalá tengamos revancha: ambos la merecen.

Lamentablemente, la joven mexicana Lupita Godinez (peso paja) no pudo estirar su racha invicta en MMA (estaba 5-0): su debut en UFC ante Jessica Penne, fue demasiado y perdió por decisión dividida ante la experimentada norteamericana de 38 años. Pese al resultado, su estreno fue muy interesante: urge verla de nuevo. Penne, por su parte, cortó una marca de tres derrotas consecutivas (Joanna Jedrzejczyk, Jessica Andrade, Danielle Taylor). Arriba “Lupita” que la cosa recién comienza…

Gerald Meerschaert, aquel recordado peleador de las 185 libras que sufriera la durísima caída en solo 17 segundos contra Chimaev (septiembre del año pasado), logró “limpiar” su imagen: volvió al camino del triunfo con una soberbia actuación ante el polaco Bartosz Fabinski, a quien derrotó en solo un par de minutos del asalto inicial (2:00 / guillotina). Ahora, asciende a 32-14 en MMA (tiene 33 años).

El ex campeón de “Caged Aggression”, Austin Hubbard, logró un importante triunfo (decisión unánime) contra Dakota Bush, en el duelo de las 155 libras. Recordemos que “Thud” venía de dos caídas seguidas y precisaba, con urgencia, recuperar terreno.  Afortunadamente, alcanzó el objetivo y se mete, así, en la senda de la recuperación: 3-3 desde su arribo a UFC (tiene 29 años).

En el choque que abrió la jornada en Las Vegas, el peleador de peso pluma, Tony Gravely, derrotó por TKO en el segundo asalto a Anthony Birchak y alcanzó su victoria número 21 en MMA. El norteamericano ganó dos, y perdió una desde su llegada a UFC (consiguió su ticket en el DWCS, temporada 3). “El Toro”, por su parte, tiene cinco derrotas en sus ocho peleas más recientes. A levantar.

Como vemos, la jornada nos dejó mucha acción y un par de actuaciones prometedoras que, a partir del lunes, seguramente tendrán su premio en el ranking.

Lo de Robert Whittaker, ya es de otro nivel: el neozelandés volvió a demostrar que merece una nueva chance para recuperar el título de peso mediano contra Israel Adesanya (de mal paso en su debut en los semipesados). El choque entre “The Reaper” (23-5 MMA) y “The Last Stylebender” (20-1 MMA) amerita un hueco en el calendario de forma urgente.

RELATIVO: CINCO ESTRELLAS AFRICANAS QUE BRILLAN EN UFC

¿Y a ti, qué te pareció UFC Vegas 24? Responde en nuestras redes.