Sean O’Malley acusa a Pedro Munhoz de robarle su KO: “Tuvo miedo de quedar entre mis higlights”

Existen dos clases de análisis estadísticos: los que realizan los expertos en esa área… y los que realiza Sean O’Malley (15-1-1 MMA).

El peleador de peso gallo de UFC, se ha hecho famoso por su particular forma del ver el deporte y por su desmesurado “ego”: algo que, por ejemplo, lo ha llevado a considerarse a sí mismo “invicto” pese a haber perdido una pelea contra Chito Vera.

Ahora, el atleta de 27 años, surgido de Dana White Contender Series, ha salido a profesar unas atrevidas palabras sobre su “no contest” ante Pedro Munhoz (UFC 276) que nuevamente han creado polémica.

RELACIONADO: HENRY CEJUDO REVELA QUÉ TÁCTICA USARÍA PARA VENCER A SEAN O’MALLEY: “LE HARÍA COSAS DESAGRADABLES…”

“En primer lugar, Pedro dice que le propiné un piquete de ojos… lo cual en ningún momento sucedió. Tal vez lo rocé un poco pero su ojo estaba cerrado, para ser honestos. Entonces, lo que publicó sobre el rasguño en el ojo, o lo que sea, es falso. Varias personas me llamaron para decirme que eso puede ocurrirte, no solo con un golpe, sino con el viento que sopla suciedad hacia el ojo. Puedes sufrir la misma lesión [*abrasión/rasguño corneal] por varias razones.

Luego dijo que lo lastimé dos veces. Y que, aparentemente, el primero fue el piquete que le cerró el ojo. Pero yo sé que el segundo no fue piquete, sino golpe, mi nudillo todavía está dolorido. Boom, justo en la cuenca del ojo. Incluso quiso denunciar un golpe falso, pero yo nunca lo patee en los testículos, fue al estómago.

En el segundo asalto, apenas lo golpeo en el ojo no creo que haya sido suficiente para detener la pelea. No hay forma de que no pudiera haber continuado peleando. De ninguna manera. Así que, lo que pienso es que me robó un KO destacado para el que entrené doce semanas. Como estaba sacando lo mejor de mi, y estaba controlando sus patadas, no quiso seguir. Él no quería estar en la galería de mis highlights, no quería ser un Eddie Wineland. No quería ser un Paiva. Quería salir mientras aún pudiera. Quería conseguir otra pelea en el UFC. Para él, fue como, ‘Ok, si termino así, igual me pagan y probablemente consiga otra pelea’. Creo que fue una decisión comercial lo que hizo”.

(Sean O´Malley).

 

Naturalmente, todo este juego mediático, con el ego inflado, es parte de la “Sugar Experience” que buscan algunos fans: ver a Sean O’Malley, en estado puro, afirmándose como un peleador “invencible”.

Lo cierto es que, la realidad dista mucho de ser esa: en UFC 276, Pedro Munhoz hizo un gran primer asalto que, para los jueces, le estaba alcanzado para quedarse arriba en las tarjetas. Es cierto que, visto “desde el sofá”, el piquete de ojos no parecía tan fuerte como para impedirle continuar, pero no se puede juzgar a un peleador por querer pelear en “igualdad de condiciones”.

Esto fue lo que dijo O’Malley luego de su pelea contra Munhoz:

“No fue el final que esperaba, pero sigue siendo un final después de todo. Una buena mano derecha le lastimó el ojo. Controlé muchas de sus patadas en las piernas y logré que se hiciera mucho más daño. Recibió golpes en la cabeza y en el cuerpo. Ver a la multitud apoyándome fue genial”.

(Sean O’Malley).

¿Y tú, qué opinas de las palabras de “Sugar“? ¿Crees que, de seguir la contienda, O’Malley habría logrado noquear a Pedro Munhoz? Comenta en nuestras redes.

Translate »