Sean O’Malley defiende al UFC tras la salida de Francis Ngannou: “Tomaron la decisión correcta…”

La estrella del peso gallo, Sean O’Malley (16-1-1), es un digno exponente de la cultura de la meritocracia. Cada vez que le ha tocado escoger entre defender a la compañía o a sus colegas, el norteamericano ha optado por lo primero, dando a entender que en el UFC, cada atleta “recibe lo que genera“.

Ahora, “Sugar” ha justificado esa visión política y ha defendido a la organización de Dana White en cuanto a la decisión de dejar libre a Francis Ngannou y no cumplirle “caprichos” con tal de llegar a un acuerdo de renovación.

Recordemos que el ex campeón de peso completo no solo había pedido más dinero, sino ciertos derechos para los peleadores como seguridad social y salud

RELACIONADO: Francis Ngannou explica por qué rechazó el acuerdo de la UFC

“Sí, la salida de Francis del UFC ha sido algo duro. Duro, duro, duro. Pero tomaron la decisión correcta, es decir, si das el brazo a torcer un poco, luego tienes que darle a todos estos tipos también un poco de lo que te piden. Entonces viene alguien como yo, con su ‘Sugar Show’, es el maldito triple campeón y va a querer también ciertos beneficios.

Con respecto a otras de las cosas que pedía Francis (tema salud), apenas lo usé como una sola vez, creo que después de una pelea. Si algo me duele, voy a hacerme una resonancia magnética o una radiografía o algo así”.

(Sean O´Malley)

Según Dana White, la última propuesta que se le hizo a Francis Ngannou iba a terminar por convertirlo “en el peso pesado mejor pago de la historia del UFC” (se hablaba de $8.000.000 + PPV). Pero, al haber otros pedidos de por medio, el acuerdo no logró concretarse.

Para Sean O’Malley, el UFC hizo lo correcto al no sucumbir ante las demandas del camerunés pues, de haberlo hecho, podría haber sentado precedente de cara al futuro con otros peleadores.

Lo cierto es que, de un modo u otro, los que perdieron fueron los fanáticos que ya no podrán ver a Francis seguir compitiendo en la división de 260 libras y, mucho menos, cumplir aquella pelea soñada contra Jon Jones que, en su lugar, irá por el cetro vacante contra Ciryl Gane en UFC 285.

RELACIONADO: Aljamain Sterling critica la decisión que tomó Francis Ngannou: “¿A quién le interesaría verlo…?”