Es obvio que como colega y, sobre todo compatriota, la derrota de Steve Erceg le dolió y mucho a Robert Whittaker. Ambos siendo australianos tenían, desde ya, la esperanza de poner el deporte de su país en lo más alto en UFC 301. Sin embargo, con gran profesionalismo y objetividad admirable, “The Reaper” salió a llevar calma entre los fanáticos ...