Todos los detalles sobre el ingreso de GSP como nuevo miembro del Salón de la Fama de UFC

Finalmente, luego de una dilatada espera debido a los inconvenientes causados por la pandemia, UFC pudo celebrar su gala anual con la ceremonia de ingresos al Salón de la Fama. Recordemos que éste acto se realiza casi todos los años durante la jornada denominada “International Fight Week“. No solo premia a las grandes leyendas de la organización, que merecen escribir sus nombres en las páginas doradas de la promotora, sino también a las mejores peleas, y otras categorías de interés general para el público.

RELACIONADO: GEORGES ST-PIERRE EXPLICA POR QUÉ SERÍA UN GRAVE ERROR, QUE JON JONES ACEPTARA PELEAR CONTRA MIOCIC

No obstante, sin dudas, el gran agasajado de ésta edición fue -nada más ni nada menos- que la leyenda canadiense Georges St. Pierre. El peleador oriundo de Saint-Isidore, que acaba de cumplir los 40 años, ha sido uno de los nombres más fuertes de UFC en las últimas dos décadas: fue la estrella de la división de peso wélter, también logró colocarse el cinturón de la categoría mediano y sus peleas ante estrellas como Nick Díaz, Michael Bisping, Matt Serra, Matt Hughes y compañía perdurarán a través del tiempo.

Algunos de los grandes logros que ayudaron a GSP a ingresar en el “olimpo” de las MMA:

  • Trece victorias en peleas por el título.
  • Nueve defensas consecutivas del título.
  • Récord absoluto en cuanto a “tiempo de pelea” en el peso welter de UFC.
  • Cuarto campeón de UFC que logra consagrarse en dos divisiones (wélter/mediano).
  • Más de dos mil días como campeón de UFC.
  • Y faltaría agregar: un caballero adentro…y afuera de la jaula.

Desde El Rocktagono te presentamos algunos de los momentos más destacadas que dejó ésta celebración en la que, como decíamos, Georges St. Pierre se robó todo el centro de atención: merecidamente.

El emotivo discurso que pronunció Georges St. Pierre tras recibir su distinción:

“A lo largo de los años, mi carrera ha sido una montaña rusa por muchos momentos. Con muchas emociones para mi y para los fans. Este deporte es realmente muy emocional. Aquí los sentimientos se amplifican mucho más que en un trabajo regular…”, comenzó diciendo GSP.

El canadiense se hizo espacio para agradecer a todos (fanáticos, organización, colegas, directivos) y para hacer un pequeño recorrido por sus años en UFC. Además, explicó cuál fue su verdadera meta: generar un impacto positivo en el deporte.

“Siempre quise ser un campeón, pero también significó mucho para mí tener un impacto positivo en el deporte. Cambiar el juego. Cuando me retiré de la competencia, lo hice con gran orgullo por haber tenido ese impacto. Es gracioso: realmente nunca me gustó pelear. Es algo extraño que decir de un miembro del Salón de la Fama, pero nunca lo disfruté. Si pudiera chasquear los dedos antes de cada pelea para avanzar rápido y abrir los ojos y la pelea hubiera terminado, lo habría hecho cada vez. Lo hice porque podía tener la libertad, la salud, la riqueza y la vida que tengo” (Georges St. Pierre)

¡Devoto de sus fans! GSP saludó, especialmente, a su gente por el apoyo brindado todos estos años: 

Para la historia: el emblemático momento en que GSP recibe la “chaqueta” que lo acredita como miembro del HOF.

Cruce de estrellas: el significativo saludo entre Jon Jones y Georges St. Pierre.

Naturalmente, el presidente de UFC, Dana White, también lanzó palabras muy sentidas sobre lo que fue, para él, tener a GSP durante tanto tiempo en la organización. Recordemos que White fue uno de los primeros que apostó por la llegada, y consolidación, del canadiense en la promotora (arribó a UFC en 2004 y se retiró, más de veinte años después, en 2017).

“Es uno de los seres humanos más grandes del planeta. Estoy muy feliz por él y orgulloso de haberlo incluido en el Salón de la Fama. Lo merece” (Dana White).

Como decíamos, la gala fue sumamente conmovedora y mostró a un GSP nostálgico y, por momentos, casi al borde de las lágrimas. Evidentemente, pese a que aún sigue siendo embajador de la compañía, se extrañará su presencia arriba de los octágonos…de hecho se extraña desde 2017, cuando compitió por última vez ante Michael Bisping. Vale destacar que, hace unos meses se rumoreaba un posible regreso pero ayer, nuevamente, quedó algo claro: GSP es una leyenda y no pasa por su cabeza la idea de regresar. Está cómodo donde está: en el Olimpo.

RELACIONADO: GEORGES ST-PIERRE COMPARTE SU OPINIÓN SOBRE LOS HERMANOS PAUL: “SON GRANDES ATLETAS”

¿Y tú, cómo viviste la ceremonia de coronación de GSP? Responde en nuestras redes.

Categorías
UFCTrending

RELACIONADO POR

Translate »