UFC 257: Cinco razones para entender por qué McGregor llega en su mejor momento

Hace solo un año atrás, Conor McGregor estaba transitando uno de los peores momentos de su vida. Alejado de la actividad profesional, el peleador irlandés afrontaba acusaciones de violencia, era sometido a controles de dopaje por su dudoso estilo de vida y, como si fuera poco, la depresión lo golpeaba de cerca (no muchos recuerdan sus enigmáticos tweets a altas horas de la madrugada que, luego, fueron borrados).

Sin embargo, en esta ancestral idea que tienen los guerreros sobre el ying y el yang, parece que la oscuridad finalmente está dejando lugar para que entre la luz.

Conor McGregor “está de vuelta” y se encuentra, en sus propias palabras, en el mejor momento de su carrera: “soy de otra galaxia” (así se describió a él mismo).

Pero, ¿cómo ha hecho? ¿Cuáles han sido las claves para éste cambio sideral? En el Rocktagono te presentamos cinco razones para entender por qué McGregor llega a UFC 257 en el mejor momento de su carrera:

1.- Un “entrenamiento multimillonario”:

Conor McGregor confesó estar gastando en preparación física unos “montos de dinero que nunca antes había invertido”. De hecho, dijo estar aplicando el método de LeBron James: “Leí que él gastó más de 1.5 millones al año en su salud. Antes yo hacía esto durante un campamento pero no más: ahora, lo pondré en práctica todo el año”.

2.- El retorno a la calma familiar:

La familia es, siempre, la mejor brújula para un profesional. No solo sucede así en las MMA, sino en todos los deportes. Cuando un guerrero como Conor McGregor, está cerca de su familia, su forma de trabajo cambio: no solo porque tiene, bien de cerca, a los responsables máximos de su esfuerzo, sino porque su vida entra en una fase de calma y concentración. Conor se ha mostrado yendo al gimnasio con sus hijos y muy cerca de su esposa; está alejado de la fiesta y de las noches de exceso. Esa, sin dudas, es otra clave para verlo en una forma tan pletórica.

3.- La dieta del éxito

La alimentación es otro de los puntos que Conor debió cambiar en su vida cotidiana. Actualmente, como te lo anticipábamos en El Rocktagono, el irlandés se encuentra trabajando junto a Tristin Kennedy, uno de los nutricionistas más respetados del mundo del deporte. Su dieta le ha permitido acceder mejor al corte de peso y, además, ha logrado mejorar considerablemente su cardio: ahora, su físico aguante más y posee mejores reservas. “Monitoreamos todo lo que Conor se mete en el cuerpo”, afirmó Kennedy. Un profesional 24/7.

4.- La mentalidad de un guerrero

Tras tocar fondo en aquella desquiciada pelea contra Khabib, y luego de “volver solo a medias” ante Donald Cerrone, Conor ha cambiado su forma de planificar la carrera. El irlandés es consciente de que la categoría de peso ligero está abierta para todos tras la salida del daguestaní y ya no busca solo el éxito comercial sino el deportivo: por eso, como Dana White afirmó, Conor quiere pelear contra los mejores. El peleador de 32 años seguramente nos muestre un 2021 con más de una pelea: su mentalidad está preparada para un año largo sin intermitencias.

5.- El “respeto” de las lesiones

Conor McGregor puede que luzca mayor por su intenso estilo de vida pero solo tiene 32 años. Es decir, aún está en plenitud. De hecho, han sido pocas las lesiones que ha sufrido a lo largo de su carrera. Se sabe que, tras su pelea con Khabib, Conor estaba frustrado por una lesión crónica en su pie derecho. Quizás el tiempo de descanso (desde esa pelea, solo volvió a subirse al octágono para enfrentar a Cerrone y lo liquidó en menos de 30 segundos), lo ayudaron a sanar por completo. McGregor enfrentará a Poirier sin ninguna dolencia, algo que seguramente lo ayude a poder trabajar mejor la pelea.

¿Y tú, qué opinas?Responde en nuestras redes sociales, si crees que McGregor está en el mejor momento de su carrera.

Categorías
OriginalesTrending

RELACIONADO POR