A prueba de golpes I Las cinco mandíbulas más resistentes de la UFC

Los deportes de combate son el arte de “dar” y “recibir”. Es así: a diferencia de otras actividades en las que uno prácticamente puede irse “invicto” o sin “faltas recibidas”, en las MMA los golpes son parte del trabajo. Pero, claro, hay peleadores que se lucen por saber darlos y otros que, en cambio, son igual de espectaculares por, ¡saber recibirlos!.

Desde ya, tomarlos y absorberlos no son lo mismo: cualquier tonto puede tomar un golpe pero solo un verdadero guerrero es capaz de soportarlo.

RELACIONADO: CINCO PELEADORES DE UFC QUE SON MEJORES QUE EL CAMPEÓN DE SU PROPIA DIVISIÓN.

Desde El Rocktagono te presentamos un repaso con las cinco mandíbulas más fuertes de UFC. Sello personal de solo un puñado de peleadores que son expertos en aguantar golpes y que, frente al daño rival, funcionan como un árbol viejo: se doblan, pero no se caen.

ANÁLISIS I LAS CINCO MEJORES MANDÍBULAS DE UFC

Marvin Vettori –> en 24 peleas nunca fue noqueado.

Después de la demostración del sábado, ante Paulo Costa (UFC Vegas 41) el italiano se ha ganado, definitivamente, el mote de la “mejor mandíbula de UFC”. Vettori peleó contra un rival mucho mayor en peso (Costa dio 220 libras el día del combate, contra las 208 suyas), y aguantó los cinco asaltos. No solo eso: ganó por decisión y resistió todo lo que le tiraron. Sin embargo, sería injusto decir que fue la primera vez: Marvin jamás ha sido noqueado en su carrera en MMA y todas sus derrotas profesionales han sido por la vía de la decisión. Ni Israel Adesanya (con su precisión de rifle), ni Jack Hermansson (con su volumen) ni el propio Paulo Costa (con su fuerza bruta) -solo por poner tres ejemplos- han logrado noquearlo. Una mandíbula digna de “Superman” en una división (peso mediano) que, para colmo, no suele perdonar a nadie.

Nate Díaz –> en 33 peleas solo dos veces fue noqueado (intervención médica).

Lo de Nate Díaz es otro caso para investigar: si bien su piel se corta fácilmente (quizás algo que ha ido ocurriendo con los años y el rodaje), noquearlo de forma definitiva es casi imposible. Ensangrentado y todo, el norteamericano sigue dando batalla siempre. Incluso, en sus peleas, hay más chances de que sea el propio cuerpo médico el que las detenga que el rival: de sus únicas dos derrotas por KO sufridas (Masvidal y Maynard) en ambas ha habido una clara recomendación de los doctores…si no era por ellos, seguía dando batalla. El “chico malo de Stockton” tiene 13 caídas pero, como decíamos, prácticamente ningún nocaut en contra. Un hueso duro de roer: como los verdaderos gánster.

Kamaru Usman –> en 20 peleas nunca fue noqueado.

Es raro poner al nigeriano en una lista de “mandíbulas duras” cuando, en realidad, él campeón de peso wélter de UFC suele “dar mucho” y “recibir poco”. Pero, así y todo, es tan fuerte su quijada que merece un lugar en la lista. Usman jamás perdió en UFC y, obviamente, nunca fue noqueado. Y eso que le tocaron rivales duros, como Gilbert Burns que le sacudió la estantería de un golpazo (UFC 258) y, sin embargo, ni así logró tirarlo. En su carrera, tuvo a varios grandes strikers y soportó a todos: Covington, Masvidal, Woodley, Strickland. Colosal.

Tony Ferguson –> en 31 peleas solo fue noqueado una vez.

Para algunos lo de Tony Ferguson roza el masoquismo. Hasta antes de sus últimas tres derrotas, el peleador de peso ligero de UFC había tenido una racha de doce victorias en fila y, en la mayoría de ellas, había sufrido cientos de golpes. Claro que, así como los recibía, los absorbía y los devolvía. En aquella racha positiva que duró de 2013 a 2019, el “Cucuy” le puso la cara a profesionales duros y violentos como Cerrone, Barboza, Dos Anjos, Lee, Vannata y ninguno le pudo seguir el ritmo. Tony Ferguson es, probablemente, el peleador más durable y resistente de los últimos años de UFC. Tanto, que a veces uno mismo querría parar sus peleas.

Jorge Masvidal –> en 50 peleas solo fue noqueado dos veces.

¿Cómo no iba a formar parte de este repaso, un tipo tan aguantador como Masvidal? Y conste que al cubano-norteamericano solo le contamos las peleas profesionales y no las de las calles de Miami: sino, sería el ganador total. Si bien Usman sorprendió al mundo cuando, en su última pelea (UFC 261), logró noquearlo con un bombazo, antes de eso casi nadie lo había logrado. Jorge Masvidal es de esos peleadores que prefieren ir en ambulancia hasta casa, que tirar la toalla. Además, como un verdadero rebelde, le gusta jugar con los oponentes: poner la cara, esconderla, burlarse de ellos cuando recibe golpes. Todo un campeón. Basta con decir que en cincuenta peleas en MMA solo lo noquearon dos veces (el mencionado Usman y Rodrigo Damm en la promotora Sengoku). Brutal.

RELACIONADO: VIDEO I LOS CINCO MEJORES KO’S DE FEDOR EMELIANENKO

¿Y tú, con cuál de todas éstas mandíbulas te quedas? Responde en nuestras redes sociales.

 

Categorías
OriginalesTrending

RELACIONADO POR

Translate »