Jan Błachowicz, nuevo rey de los pesos semi-completos: “Traigo conmigo todo el poder polaco”

Las casas de apuestas no lo daban como favorito (iban con Reyes). Sus colegas, en una encuesta reciente, también lo declaraban perdedor: de hecho, en un sondeo entre diez peleadores profesionales, todos ellos confiaban en Dominick. Incluso, muchos colegas de la división creían que su entusiasmo era exagerado y que el norteamericano, debía ser el campeón. Bien: nada de eso pasó en UFC 253.

Jan Błachowicz (27-8) sacó a relucir el orgullo polaco, la estirpe de peleador de mil batallas. No solo noqueó a su rival (TKO / 4:36 / ronda 2), sino que lo dominó ampliamente, y alcanzó la gloria. Esa misma gloria de la que todos dudaban, menos él: el polaco Jan Błachowicz, derrotó al norteamericano Dominick Reyes en el duelo por el cinturón de los pesos semi-pesados y se alzó como el nuevo campeón de esa división en UFC 253.

“Todavía no lo creo, pero ha sucedido. Es un sueño, ¿verdad? Ocurrió. Tengo el legendario poder polaco, lo probé una vez más, increíble”, dijo el nuevo campeón y agregó, entre lágrimas: “ha sido un largo viaje para mí, a veces estaba en la cima, luego pierdo un par de peleas, pero nunca dejo de creer en mis habilidades, en mi poder”.

El oriundo de Varsovia, llegaba hasta esta pelea con un récord de 26 victorias y 8 derrotas y, a diferencia de Dominick Reyes (solo una caída, y una docena de triunfos) había recibido más daño a lo largo de su carrera. Pero en la noche de ayer, sacó a relucir el orgullo de guerrero y salió, desde el minuto uno, a comerse a su rival. Lo consiguió de forma justa.

“Aquí estoy: soy el campeón. Como dije antes, ni siquiera una pandemia puede detenerme en este momento. Me sentí muy bien en la pelea. Ví que mi patada izquierda a su cuerpo, lo desaceleró un poco. Ví casi todo lo que hizo. En la segunda ronda, cuando le rompí la nariz, supe que el final llegaría pronto. Esto es algo que preparamos en nuestro gimnasio con entrenadores. Sobre el papel, lo sabíamos todo, y ahora también en la vida real. Hacemos un gran trabajo en el gimnasio, soy el campeón y lo merezco” (Jan Błachowicz).

El flamante campeón, también dejó algunas claves sobre su gran triunfo ante Reyes:

“Regresé a las raíces. Cuando volví a las raíces con mi antiguo entrenador, solo perdí una pelea. Esto es lo que me hizo el mejor de nuevo, volver a las raíces y creer en mí mismo, eso es todo. Esto es algo que preparé si ganaba, así que tuve algunas palabras para Jon Jones, así que solo lo digo. Espero que haya visto la pelea y que vuelva a reducir su peso y que nos encontremos en 205”.

Merecido triunfo para el guerrero de Polonia que, no solo pone a su nación en lo más alto de las MMA, sino que marca el camino para el futuro de una división que, ya sin el histórico Jon Jones (ahora en los pesados), tiene su nuevo protagonista: se llama Jan Błachowicz.

Categorías
TrendingUFC

RELACIONADO POR