Israel Adesanya pone en duda su pelea contra Robert Whittaker y Dana White responde

No vienen siendo nada fáciles las negociaciones para la revancha entre el campeón de peso mediano, Israel Adesanya (21-1 MMA), y la estrella australiana Robert Whittaker (23-5 MMA). Recordemos que ya hubo “contactos fallidos” e indisposiciones en el pasado: tanto así que, por ejemplo, el nigeriano decidió darle prioridad a su pelea contra Marvin Vettori en junio de éste año (lo derrotó por decisión unánime en UFC 263).

RELACIONADO: ROBERT WHITTAKER EXPLICA POR QUE RECHAZÓ SU OPORTUNIDAD AL TÍTULO CONTRA ISRAEL ADESANYA

Ahora, cuando todo parecía cerrado y el acuerdo casi estaba oficializado (ambos se iban a enfrentar el 12 de febrero en Houston, en UFC 271), nuevamente surgieron problemas que pusieron en jaque la pelea: Adesanya colocó un mensaje en las redes que está haciendo tambalear el show. “Izzy” colocó el emoji de una “gorra” debajo del anuncio oficial de la compañía, lo que se entiende como “dato falso” según el código millennial. Es decir, Adesanya dice que es “mentira” que haya acuerdo…

El emoji de la polémica: Adesanya twitteo “una gorra” y, de alguna manera, puso en duda UFC 271.

Lo que volvió la situación aún más confusa es que incluso la gerencia que trabaja con Israel Adesanya, Paradigm Sports, había dado la batalla como algo hecho a través de sus propias redes sociales:

“Es oficial. Israel Adesanya @stylebender defenderá su cinturón de peso medio de UFC contra Robert Whittaker en UFC 271 el 12 de febrero. #UFC271″, el mensaje de la gerencia de Adesanya, Paradigm Sports, que también causó confusión.

Informado del problema durante la conferencia de prensa posterior a UFC 269, el presidente Dana White, se mostró confundido e irritado y hasta le dedicó unas palabras al asunto:

“Escuchen, si él no quiere pelear con Whittaker, está bien, entonces creo que encontraremos otra pelea. ¿A quién le importa una mierd*? Definitivamente no me importa una mierd*. ¿No quieres dar un espectáculo con Whittaker? Bien, entonces busca otra cosa” (Dana White).

En el último tiempo, Dana White ha adoptado una postura similar con todas las estrellas que se niegan pelear o que no estén de acuerdo con los arreglos de su contrato: simplemente, “pasa” de ellos. Deja que las cosas se enfríen y que, de algún modo, caigan por su propio peso: UFC tiene exclusividad con sus atletas así que, la única vía es… aceptar la pelea, o quedar parados hasta que surja otra.

“¿Por qué mentiríamos? ¿Cuándo hemos mentido alguna vez? Esta pelea estaba arreglada, ¿mentimos al respecto? Veinte putos años, ¿alguna vez hemos mentido sobre las peleas? Algunas peleas son más difíciles de hacer que otras, pero no creo que alguna vez hayamos mentido acerca de hacer una pelea. ¿Por qué mentiríamos sobre esa pelea?” (Dana White).

Por último, si bien quiso retarle importancia al asunto, se notó claramente que la situación afectó al presidente de la compañía, ya que, sobre el final de la conferencia de prensa post UFC 269, volvió a referirse al asunto… mitad en broma, mitad en serio.

“Todavía tengo la cabeza jodida por Adesanya, y ustedes me preguntan por Peña (risas)”.

RELACIONADO: ROBERT WHITTAKER PLANEA PERSEGUIR A ADESANYA EN LOS PESOS SEMICOMPLETOS, PARA CONSEGUIR SU REVANCHA

¿Y tú, qué opinas de la llamativa posición que tomó Israel Adesanya, con respecto a UFC 271? ¿Crees que veremos, tarde o temprano, su pelea con Whittaker? ¿Será que el nigeriano solo está intentando mejorar sus números? Responde en nuestras redes.

Translate »